Previsible: tras suba a Policía, ahora estatales piden paritaria a Kicillof

Ambito Nacional

Reclaman "urgente" aumento en todos los sectores. Fue después de que se oficializara el incremento del básico de fuerzas de seguridad, que eleva el salario inicial a $44 mil y la hora extra a $120.

Los gremios estatales de la provincia de Buenos Aires reaccionaron ayer al anuncio de mejoras salariales para los efectivos de la Policía -que se acercarán ahora a lo que reciben los miembros de la Policía de la Ciudad- y pidieron al gobierno de Axel Kicillof que se los convoque a paritarias para “garantizar una recomposición inmediata de los haberes”.

En un comunicado conjunto los gremios que nuclean a estatales, docentes, judiciales, médicos, entre otros, plantearon su “preocupación y rechazo por el método empleado por un sector de la Policía bonaerense para llevar a cabo un legítimo reclamo salarial y de condiciones de trabajo”.

“La instalación en las calles de fuerzas policiales armadas y utilizando los móviles que provee el Estado exceden las formas aceptadas por nuestra sociedad para resolver los conflictos en un estado de derecho y ponen en riesgo las instituciones democráticas”, señalaron.

En ese marco, expresaron que “el deterioro de los salarios denunciado en ese reclamo afecta al conjunto de los trabajadores y las trabajadoras estatales de la Provincia, por lo que resulta urgente la convocatoria para dar continuidad a las negociaciones salariales en todos los sectores del Estado en las que se garantice una recomposición inmediata de los haberes”.

El planteo de los gremios estatales llegó de inmediato tras los anuncios que encabezó Kicillof a media mañana con el objeto de neutralizar la sublevación de los efectivos de la Bonaerense, que se extendió por más de 72 horas.

Finalmente, las protestas fueron levantadas a media tarde tras la aceptación de un incremento salarial, que eleva el básico a $44 mil y las horas extras a $120, además de un adicional de $5000 para uniforme. También favoreció la dispersión de las protestas la confirmación oficial de que no serán sancionados por las movilizaciones.

El comisario Carlos Maure, del Comando de Patrullas de La Plata, confirmó que “se firmó un acta compromiso, que era lo que más pedían los compañeros”, que asegurara que “ningún policía” que hubiera participado de la protesta, “tanto uniformado como franco de servicio, iba a recibir represalias, sanción económica o traslado, ni acoso laboral, ni ahora ni a futuro”.

“Se logró dar un gran paso, que se conocieran las malas condiciones en las que estábamos trabajando, el auditor general dio su palabra que nadie va ser sancionado (sumariado)”, publicaron en el Facebook Policía Reclamando, donde estos días fueron visibilizando sus demandas.

El gobernador anunció ayer que unos 39 mil oficiales de la policía “pasarán a percibir un salario (inicial) de bolsillo de 44.000 pesos”, recursos que provendrán del Fondo de Fortalecimiento Financiero Fiscal, que anunció el miércoles el presidente Alberto Fernández y cuya creación quedó oficializada con su publicación en el Boletín Oficial.

También se anunció que el monto para la compra de uniformes se elevará de 1.100 pesos a 5.000. Además, se triplicará a 120 pesos las denominadas horas extra, que estaban congeladas en 40 pesos.

“Cuando egresen de la escuela, el salario de bolsillo y la compensación por uniforme será de 49 mil pesos”, dijo Kicillof, secundado por la vicegobernadora Verónica Magario y el ministro de Seguridad, Sergio Berni. Y precisó que el agente policial que haga horas adicionales “cobrará arriba de 60 mil pesos”.

Los anuncios de mejoras incluirán también a los agentes del Servicio Penitenciario Bonaerense.

Por otro lado, Kicillof dijo que se lanzará el Instituto Universitario Juan Vucetich y que se habilitará dos hospitales adicionales para la atención policial.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario