Chaco confirma que pagará aguinaldos en una sola cuota

Ambito Nacional

Mix de fondos propios y ayuda financiera nacional, el distrito apuesta a fortalecer los sectores que dinamizan la actividad y el consumo.

En medio de las turbulencias financieras generales por la caída de los ingresos por el parate económico de la pandemia, Chaco -uno de los distritos que desde lo sanitario sigue dándole batalla a la curva de contagios- confirmó que pagará los aguinaldos estatales en tiempo y forma.

Resultado de una ecuación mixta entre fondos propios y auxilio nacional -vía crédito del Fondo Fiduciario para el Desarrollo Provincial- la provincia administrada por Jorge Capitanich logró esquivar el pago en cuotas del SAC de junio, un lote que integran también La Rioja, San Luis, La Pampa, Tucumán, Corrientes, San Juan y Misiones, entre otras. Mientras que Mendoza y Buenos Aires, por caso, ya anticiparon que, como Nación, deberán escalonar el pago de los aguinaldos merced a las diversas urgencias financieras que impuso la cuarentena.

Maia Woelflin, ministra de Planificación y Economía chaqueña, le explicó a este diario que, si bien la cancelación de esta obligación salarial “implica un gran esfuerzo”, esperan que esos recursos se vuelquen rápidamente al mercado. El desafío está ahora en poder frenar el aumento de casos de coronavirus para flexibilizar el confinamiento de los ciudadanos y activar el consumo.

No será, sin embargo, el único desafío. Como muchos de los estados subnacionales, Chaco también deberá hacer frente a compromisos de deuda en moneda extranjera. Si bien la provincia no tiene este año vencimientos de capital, el 18 de agosto vence el plazo de los intereses del Bono Internacional de u$s250 millones (en febrero pagó u$s 11 millones).

“Estamos trabajando en el vencimiento de agosto, pero en principio no habría problemas para hacer frente a ese pago, que al tipo de cambio actual representa unos 800 millones de pesos”, subrayó Woelflin.

Maia.jpeg
Maia Woelflin

Maia Woelflin

Los instrumentos de deuda pública chaqueña también parecen exentos de la pandemia: la semana pasada, el distrito licitó 1.483 millones en Letras de Tesoro, la mayor colocación desde 2012.

“La provincia tiene muy buena trayectoria respecto del programa de Letras. Creo que ha ido ganando lugar en el mercado. Es una buena opción tanto en confiabilidad como en rendimiento”, destacó la funcionaria y precisó que actualmente la provincia tiene un stock circulante de 2.400 millones. “Siempre lo vamos midiendo en función de nuestra capacidad de repago y de las necesidades de la provincia”, aclaró Woelflin.

Sin embargo, el impacto económico por la pandemia del coronavirus tiene su correlato en el día a día.

“Desde el sector público se nota en la caída de los ingresos nacionales. Con una tasa de variación interanual en enero y en febrero de 40% y 46%, en la cuarentena cayó al 8%, lo que representa una caída real del 26%. La Nación compensó parte de esa caída con dos giros de ATN. Ahora estamos esperando el tercer desembolso, pero aún no tenemos fecha”, explicó.

“La pandemia -agregó Woelflin- nos obligó a replantear el Plan Chaco 2030 en el que veníamos trabajando. Todas las áreas tuvimos que hacer un giro y darle prioridad a la infraestructura sanitaria. También forzó un nuevo esquema de gasto, priorizando salud, desarrollo social y seguridad, que son áreas clave”.

Por último, la funcionaria chaqueña aseguró que la recuperación general de la economía “va a llevar tiempo”. “La clave está en fortalecer aquellos sectores que son dinamizadores de la economía, como la construcción”, destacó.

“Esperamos que en el último trimestre del año empiece a recuperarse la actividad económica para que también se recuperen los ingresos de la recaudación”, se esperanzó.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario