Señal: San Juan tuvo el primer regreso del país a las escuelas, fue voluntario y con 70% de alumnos

Ambito Nacional

"Es un paso histórico para el sistema educativo argentino", coincidieron el gobernador peronista Sergio Uñac y el ministro de Educación, Nicolás Trotta, tras casi cinco meses de suspensión de las clases presenciales. Debutó protocolo consensuado con Nación, con tapabocas, distanciamiento y aulas burbuja. Test clave.

Fue un retorno a una escolaridad diferente, marcada a fuego -con tapabocas, distanciamiento y aulas burbuja- por los condicionamientos que impone la pandemia. Pero ocurrió finalmente, y San Juan se convirtió así este lunes en la primera provincia en reactivar las clases presenciales, tras la suspensión del dictado en todo el país el 16 de marzo, hace casi cinco meses.

El desembarco en la tierra natal de Domingo Faustino Sarmiento quedó acotado a alumnos de los últimos grados de los niveles primarios, secundario y de Educación superior, en 250 escuelas de 14 de los 19 departamentos (rurales, y sin coronavirus). Estuvo atado a un protocolo sanitario consensuado con Nación y, en una medida con potenciales ecos hacia otras provincias, tuvo carácter “voluntario”. Una decisión que fue leída, tras el debut, como un “acierto” por el Gobierno sanjuanino.

Según un relevamiento de la cartera de Educación local al que accedió Ambito, la asistencia en el turno mañana fue del 70,46%. El desglose mostró un 49% (en el primario) y un 67,12%(secundario). En las de Educación Técnica fue del 76,44%. Pero si la lupa se pone sólo en las de gestión privada primarias y secundarias, escaló al 89,28%. Esta noche se demoraba la difusión de los porcentajes de asistencia del turno tarde.

“Es su paso histórico para el sistema educativo argentino”. En el calificativo coincidieron el ministro de Educación nacional, Nicolás Trotta, y el peronista Sergio Uñac, los protagonistas políticos de esta primera jornada de la “nueva normalidad educativa”, que fue seguida con atención por el resto de los gobernadores.

San Juan.mp4

En el marco de una mayoría de provincias aún sin fecha de regreso a clases por los zigzagueos de la curva de contagios, una sí lo tiene: el catamarqueño Raúl Jalil convocó a los alumnos de escuelas rurales para reiniciar las clases el próximo martes.El país celebra el paso que está dando San Juan y que es fundamental para que otras provincias con el mismo status sanitario puedan empezar a avanzar en un regreso seguro” a las aulas, planteó Trotta.

Expectativa y protocolo

“Tengo muchas ganas de estudiar y de estar con mis compañeros, los extrañé mucho”, dijo Rodrigo, de 11 años, en la Escuela 12 de Agosto. “Nos dijeron que tenemos que respetar la limpieza, así que nos estamos preparando”, apuntó Juan Ignacio, de 12.

En San Juan, que transita la Fase 5 y tiene el más bajo score de casos confirmados del país -22-, ese regreso debió respetar un protocolo sanitario acordado con el Ministerio de Educación nacional y el resto de las provincias.

Además de haber tenido carácter acotado (los cinco departamentos del Gran San Juan, de mayor densidad demográfica,quedaron para más adelante), fue voluntario, frente a los temores que cruzan a la comunidad educativa en el país. Para las familias que optaron por no enviar a sus hijos se diseñó un andamiaje de enseñanza virtual o con cuadernillos.

“La palabra `voluntario` ha tenido un efecto contrario; si hubiésemos puesto “obligatorio” los papás quizás se hubieran molestado, pero les dijimos que están dadas todas las condiciones por el bajo nivel de contagio y esta mañana estaban todos los chicos”, destacó este lunes Uñac.

El gobernador se refirió así a la asistencia a la remodelada Escuela 12 de Agosto, en Pocito, que se repobló de guardapolvos blancos. Allí fue el acto central pasadas las 9, con la participación -vía videoconferencia- de Trotta; del vicegobernador Roberto Gattoni y del ministro de Educación provincial, Felipe De los Ríos. El relevamiento oficial confirmó luego esa mirada.

El reinicio debió respetar las consignas que impone el protocolo. Por eso imperaron la obligatoriedad del tapabocas y el distanciamiento en aulas (al menos 1,5 metros) y recreos (al menos 2 metros), la medición de la temperatura corporal al ingresar y las medidas de higiene personal y de desinfección de superficies y objetos. Cada alumno recibió un kit de higiene y los docentes, máscaras de acetato desinfectadas.

Fue el debut de las “aulas burbuja”, con hasta 15 alumnos por grado y bancos en grupos de dos a cuatro, mirando al centro, para acotar la cuarentena a cada grupo ante potenciales contagios. Los grados con más de 15 alumnos fueron divididos en dos grupos, con asistencia semana de por medio y combinación con enseñanza remota.

La experiencia precursora de San Juan dejará lecciones y sugerencias para el camino que, más tarde o más temprano, deberá encarar el resto de las provincias.

"Economía en pleno funcionamiento"

En una jornada que convirtió a San Juan en el centro de las miradas nacionales, Uñac destacó el trabajo conjunto con el Ministerio de Educación para diseñar y consensuar un retorno “responsable” y monitoreado a las clases presenciales.

Pero el mandatario amplió la lupa e insertó al paso dado este lunes en el contexto del presente sanjuanino, que ostenta la virtud de contar con el menor número (22) de casos confirmados de coronavirus del país, que lo ubica cómodamente en la Fase 5.

“La economía tiene pleno funcionamiento en la provincia de San Juan, y era obligación en la tierra de (Domingo Faustino) Sarmiento generar las vuelta a las clases presenciales”, enfatizó en diálogo con Novaresio 910 (La Red).

Y anotó en ese lote -con el cumplimiento de protocolos de rigor mediante- a la “agricultura, ganadería, industria, comercio, turismo interno, minería, obras de construcción pública y privada, los deportes -salvo el fútbol- y las actividades culturales y recreativas”.

Dejá tu comentario