Seis muertos por violento temporal en cuatro provincias

Ambito Nacional

Al menos seis muertos y unos cincuenta heridos fue el saldo de un violento temporal de lluvia, viento y granizo que afectó en las últimas horas del lunes al sur santafesino, norte de Formosa, sur de Entre Ríos y norte de la provincia de Buenos Aires.

Cuatro de las víctimas fatales corresponden a la ciudad de Rosario, dos de ellas murieron al desplomarse una carpa en la que funcionaba un templo evangélico. Mientras que las restantes son una adolescente de 13 años que perdió la vida en la ciudad bonaerense de San Pedro, y un niño de 7 que murió fulminado por un rayo cuando se resguardaba de la tormenta bajo un árbol en la zona de Colonia Ceibo 13, Formosa.

El fenómeno meteorológico de mayor intensidad se desató el lunes a la noche en Rosario, y tuvo como características fuertes ráfagas de viento que alcanzaron los 90 kilómetros, abundante lluvia -unos 46 milímetrosy caída de granizo de diversos tamaños en distintas zonas.

En tanto, trascendió que habría otra víctima fatal, que sería una persona que murió electrocutada en la zona de Villa Gobernador Gálvez, aunque esta información no pudo ser confirmada.

Con el correr de las horas, la región afectada intentaba ayer retomar su ritmo normal, en medio de destrozos, caídas de techos y árboles.

  • En San Pedro

    En la localidad de Las Talas, partido de San Pedro, una chica de 13 años murió electrocutada cuando salió a sacar la ropa junto a su madre en momentos en que empezaba a llover.

    Fuentes de bomberos indicaron que los fuertes vientos cortaron un cable de tensión y provocaron la muerte de la menor, cuya identidad no trascendió.

    Además, se confirmó que en San Pedro hubo voladura de techos, fundamentalmente en las zonas más carenciadas, y en algunos lugares hasta ayer al mediodía no se había podido restablecer el servicio eléctrico.

    A raíz del temporal, en Rosario hubo calles anegadas, más de un centenar de árboles caídos y cortes en el suministro de energía eléctrica y del servicio de agua potable.

    El panorama parecía haber mejorado durante las primeras horas de ayer, aunque el Servicio Meteorológico no descarta nuevas tormentas, pero no de la misma intensidad.

    El mayor problema con el temporal ocurrido en la víspera fue que no hubo alerta meteorológico y sorprendió a los habitantes de las zonas afectadas.

    En Santa Fe también se vieron perjudicados los vecinos de numerosas localidades como Villa Gobernador Gálvez, Funes, Santa Teresa, y Alvarez, entre otras localidades.

    El comité de crisis de Rosario -integrado por la Municipalidad, Defensa Civil local y provincial, Policía y las empresas de servicio-organizó un esquema de emergencia para dar respuesta a los numerosos pedidos de los lugareños, miles de los cuales padecían la falta del suministro de energía eléctrica y de agua.

  • Impacto

    El secretario de Gobierno municipal rosarino, Horacio Ghirardi, indicó que hubo «unos 45 heridos, unos cien árboles caídos, cinco columnasde alumbrado derrumbadas, y gran cantidad de cables cortados».

    «Durante toda la madrugada (de ayer) atendimos las situaciones más graves con Defensa Civil, aunque es un riesgo trabajar a oscuras», indicó el funcionario.

    Por su parte, la vocera de la empresa de Energía EPE, Diana Antruejo, manifestó que «se produjeron numerosos cortes y están todas las zonas de la ciudad comprometidas con el suministro del servicio eléctrico, de las más diferentes causas. Se ha afectado mucho material de la empresa».
  • Dejá tu comentario