Sequía de fondos enfrenta a gobernadores con jueces

Ambito Nacional

Las urgencias financieras del interior forzaron nuevos encontronazos entre gobernadores y las cortes judiciales provinciales, que colisionan luego de intensos y largamente postergados reclamos salariales de magistrados, y tras opresivos recortes presupuestarios para el sector de cara al Bicentenario.

Tierra del Fuego se consagra como el escenario de la contienda más feroz entre los dos poderes, que ya resuena en los despachos de los jueces de la Corte Suprema de Justicia de la Nación. No obstante, en Mendoza tuvo lugar el primer acto de una disputa que promete mantenerse en cartel por un largo plazo.

El puntapié inicial de la pelea cuyana lo dio el gobernador Celso Jaque, que además de negarle al flamante presidente de la Suprema Corte de Justicia local, Alejandro Pérez Hualde, los $ 31 millones que le había solicitado para el sector antes de fin de mes, y subrayar que «no hay un peso más», lo instó a que demuestre eficiencia.

«Hay que tener presente cuál es la situación que hoy impera en la provincia, cuando existe un sinnúmero de otras necesidades», aseveró el mandatario justicialista, y luego apuntó: « Lejos del reclamo, con menos recursos hay que ser capaz de hacer más cosas y mejor; ése el desafío que tenemos todos y no tengo dudas de que el doctor Pérez Hualde podrá demostrar que es una persona muy eficiente».

En el distrito austral, en tanto, el Tribunal Superior de Justicia fueguino optó directamente por declarar inconstitucional el presupuesto que la administración de la arista Fabiana Ríos diseñó para la provincia para 2010 porque, según argumentó, además de brindar un plan de gastos acotado, congela los sueldos para los magistrados. El paso siguiente de la batalla signada por temaseconómicos lo aportó la Junta Federal de Cortes y Superiores Tribunales de Justicia, que respaldó la postura de los sureños y anunció que llevará el caso a la Comisión de Independencia del máximo tribunal.

«El reducir inconsulta e injustificadamente el presupuesto presentado conforme a la ley, impide el normal funcionamiento y provoca una intromisión ilegítima a un poder del estado provincial, actitud que resulta reprochable», disparó la junta que agrupa a todas las cortes del país.

En Chaco, por su parte, el justicialista Jorge Capitanich encabeza una dura puja con el Poder Judicial local luego de anunciar la decisión de promover la destitución de tres de los integrantes de ese cuerpo. La ofensiva del Tribunal Superior también incluye reclamos por un gran recorte de recursos, pero el Gobierno se excusa con la afirmación de que la participación porcentual que tiene en el plan de gastos total es mayor que cualquier otra que haya tenido antes.

En paralelo, lo ocurrido en Chubut puede servir como fresco antecedente de encontronazos entre los dos poderes. El gobernador Mario Das Neves se disgustó con un sector de la Justicia, tras conocerse a fines de noviembre un fallo que ordenó incrementar en un 35% los haberes de magistrados y funcionarios judiciales. Como respuesta, la gestión del peronista díscolo y presidenciable 2011 creó un nuevo impuesto, especialmente diseñado para solventar el pago de ese aumento salarial sin tener que afectar fondos del presupuesto.

Dejá tu comentario