Fronteras: piden más aperturas, pero también evitar PCR

Ambito Nacional

La autorización escalonada de “corredores seguros” para el ingreso de personas del exterior comenzó a superponer reclamos de distinto tenor al Gobierno nacional: el de las provincias que aún no recibieron el aval para las aperturas pedidas, y el de aquellos distritos que cuentan con pasos fronterizos o aeropuertos internacionales ya habilitados pero que ahora exigen una flexibilización de los protocolos previstos o un incremento en el volumen de los vuelos permitidos.

Uno de los receptores de los planteos es el jefe de Gabinete nacional, Juan Manzur. Bajo su órbita y la de la cartera de Salud de Carla Vizzotti queda la potestad de dar el aval final a los protocolos sanitarios que deben presentar los gobernadores para que sean autorizados a reabrir pasos terrestres o aeroestaciones internacionales.

El martes Manzur escuchó del gobernador misionero Oscar Herrera Ahuad el pedido de que sea eliminado el requisito del PCR para ingresar a la provincia desde el exterior (y mantener en cambio la exigencia del esquema completo de vacunación). Y ayer fue el turno de recibir al radical correntino Gustavo Valdés, quien en las últimas horas había reclamado la apertura de los pasos fronterizos Ituzaingó-Ayolas (con Paraguay) y Santo Tomé-Sao Borja, Paso de los Libres-Uruguayana y Alvear-Itaquí (con Brasil).

A diferencia de Corrientes, en el caso misionero ya funcionan como “corredores seguros” el aeropuerto de Cataratas del Iguazú; los puentes Tancredo Neves (Iguazú-Foz) y San Roque González de Santa Cruz (Posadas-Encarnación) y el paso Bernardo Irigoyen-Dionisio Cerqueira (Brasil).

Pero los planteos surgieron también en las últimas horas desde Entre Ríos, que desde el pasado martes cuenta con la reapertura de uno de sus tres pasos fronterizos con Uruguay: el del puente de la Represa Hidroeléctrica de Salto Grande, que conecta a Concordia con Salto. Los reclamos fueron amplificados por el denominado Grupo Puente, que aglutina a cerca de 350 familias que en la prepandemia sostenían cruces del puente de corte diario.

“Han aprobado un protocolo general sin tener en cuenta la realidad de este grupo de personas, que debe trasladarse casi a diario por ese punto sanitario y fronterizo”, señalaron, según lo consignado por APF Digital. En esa línea, y es su carácter de “familias binacionales”, reclamaron que les apliquen “un protocolo especial” para “este grupo de personas con vida en ambas orillas del río”, en rechazo a la exigencia de presentar un PCR negativo realizado en las 72 horas previas al cruce, además de esquema de vacunación completo. El escenario iba a ser analizado ayer, en el marco de una reunión entre los intendentes Alfredo Francolini (Concordia) y Andrés Lima (Salto).

También se escucharon quejas desde el Gobierno del cordobés Juan Schiaretti, aunque en este caso respecto del volumen de operaciones áereas autorizadas en el ya reactivado aeropuerto internacional Ambrosio Taravella.

“Seguimos con los mismos vuelos y frecuencias y sabemos que todas las aerolíneas tienen otro potencial”, dijo el titular de la Agencia Córdoba Turismo, Esteban Avilés, luego del anuncio de vuelos a Brasil desde enero por parte de Aerolíneas Argentinas.

Dejá tu comentario