Automotrices de EE.UU. e Italia empiezan a fabricar respiradores

Autos

Las marcas analizan migrar su producción para mitigar el avance de pandemia. Ya hay comunicaciones oficiales para llevar a la práctica el proyecto.

Las marcas automotrices de Estados Unidos en Italia comenzaron a migrar su producción para abastecer respiradores a los sistemas sanitarios, colapsados a causa del coronavirus. Ferrari y Fiat en Italia y Ford, General Motors y Tesla en los Estados Unidos, tenían sus plantas preparadas para el operativo de contingencia.

Así, los fabricantes italianos de automóviles Ferrari y Fiat Chrysler ya están en conversaciones con los principales productores de ventiladores mecánicos para impulsar la producción de equipos vitales en medio de la crisis provocada por el coronavirus.

Italia se encuentra en el epicentro de la pandemia y su gobierno se ha embarcado en una gran expansión del número de camas para cuidados intensivos, muchas de las cuales requerirán ventiladores para mantener vivos a los pacientes con problemas respiratorios severos.

Siare Engineering en el norte de Italia está en conversaciones con Fiat Chrysler (FCA), Ferrari y el fabricante de autopartes Marelli para fabricar algunas piezas, proveer otras y posiblemente ayudar con el ensamblaje de los ventiladores.

Gianluca Preziosa, director ejecutivo de Siare, dijo que las dos industrias comparten cierta experiencia, ya que tanto el negocio de los ventiladores como los fabricantes de automóviles dependen en gran medida de la electrónica y la neumática.

“Estamos hablando con Fiat Chrysler, Ferrari y Marelli para tratar de ver si pueden darnos una mano en este proceso para la parte electrónica”, dijo a Reuters.

Roma pidió a Siare que aumente su producción mensual de ventiladores de 160 a 500 después de que la crisis del virus dejara al sistema de salud del país extremadamente tensionado, dijo Preziosa.

Un portavoz de Exor, matriz tanto de FCA como de Ferrari, dijo que las reuniones con Siare habían tenido lugar el jueves para estudiar la viabilidad de la idea y que se esperaba una decisión en las próximas horas.

En tanto, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció que las gigantes automotrices General Motors y Ford, y el conglomerado tecnológico y automovilístico Tesla, fabricarán respiradores de soporte vital para enfrentar la escasez provocada por la pandemia del coronavirus.

“Ford, General Motors y Tesla tienen el visto bueno para fabricar ventiladores y otros productos metálicos, ¡RÁPIDO!”, escribió el mandatario en Twitter, apenas cinco días después de firmar la Ley de Producción de Defensa, que le permite imponer a la industria privada qué producir en momentos de crisis, una ley que data de 1950 en plena Guerra Fría.

Ayer el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, había pedido otra vez a las autoridades federales que aumenten el suministro de respiradores en el estado, en donde ya se registran más de 10.000 casos de infectados.

“Necesitamos 30.000 respiradores (de asistencia pulmonar), solo tenemos 6.000. Por lo menos tenemos esos”, declaró Cuomo, citado por la agencia de noticias Europa Press.

Además de enfrentar críticas por su escasa gestión nacional de la pandemia -las principales medidas de prevención como confinamientos generales fueron asumidas por los gobernadores-, Trump es muy cuestionado porque en 2018 su gobierno cerró la oficina especializada en la lucha contra pandemias de la Casa Blanca, lo que provocó que los especialistas que trabajaban allí renunciaran.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario