Delitos rurales: definen el rol de los baqueanos

Campo

El ministro de Seguridad bonaerense, León Arslanian, definió las funciones que cumplirán los « baqueanos», quienes colaborarán con la Policía en la prevención de robos en campos y estancias del interior de la provincia de Buenos Aires.

La cartera de Seguridad informó que el puesto de baqueano será ocupado por una persona oriunda o residente en el lugar, conocedor del campo, sendas y atajos que acompañará a la Patrulla Rural como guía de ruta acorde al programa diseñado desde el Ministerio de Seguridad.

Tendrá como funciones asesorar a la Policía en lo que se refiere a hechos delictivos relacionados que afecten la actividad agrícolaganadera, tales como robo o hurto de ganado mayor y menor, de cereales, semillas, colmenas, insumos agropecuarios, maquinarias e implementos agrícolas, agroquímicos y alambrados. Colaborará también en el rastro y reconocimiento de huellas de ganado en pie o productos, elementos u objetos sustraídos, al realizarse las primeras diligencias investigativas y en localizar en el terreno restos de ganado faenado en forma clandestina. También podrán verificar marcas, señales y pelaje de animales conducidos por caminos y rutas en tropa o transportados, tipo de cereal e identificar objetos y toda situación anómala que pudieran detectar, dando inmediato aviso a la autoridad competente.

La figura del baqueano fue creada tras la decisión de Arslanian de disolver la Dirección de Delitos Rurales de la Policía provincial por la ola de robos que afecta a campos y estancias del interior provincial y como respuesta a los reclamos de entidades ruralistas.


• Motivos

En la resolución, Arslanian consideró necesario disolver la Dirección de Delitos Rurales debido a que «por innumerables razones, la acción preventiva, represiva e investigativa de los delitos rurales, no ha logrado poner coto a distintos hechos que afectan de modo creciente no sólo la economía provincial sino también la seguridad de las personas».

Además precisó que «la intensificación en el conurbano bonaerense de la acción policial arrojó como resultado que delitos de típica modalidad urbana, como golpes comando, asalto a familias o empresas agropecuarias, se practiquen, ahora, en el campo, dando paso, así, a un fenómeno nuevo, distinto al tradicional delito rural consistente en el robo de cosechas, ganado o elementos de labranza».

Los centros abarcarán seis zonas agropecuarias de la provincia, con cabeceras en Chascomús, Azul, Trenque Lauquen, Pergamino, Tres Arroyos y Mercedes, en lo que comprenderán a más de un centenar de distritos.

Dejá tu comentario