Noticias agropecuarias

Campo

Declaran la emergencia por heladas en Tucumán

El gobierno nacional declaró el estado de emergencia agropecuaria en la provincia de Tucumán, a fin de amparar a los productores afectados por las heladas ocurridas en julio del año pasado. Mediante la Resolución Conjunta 199 y 7/08 publicada ayer en el Boletín Oficial, los ministros de Economía y del Interior declararon la emergencia agropecuaria en Tucumán desde el 13 de julio de 2007 hasta el 12 de julio de 2008. La normativa se aplicará a las áreas donde se cultiva caña de azúcar, hortalizas, citrus, palta, frutilla, arándano, pasturas y miel, afectadas por heladas comprendidas en los departamentos Leales, Juan Bautista Alberdi, La Cocha, Graneros, Río Chico, Chicligasta, Simoca, Burruyacú, Cruz Alta, Monteros, Famaillá, Lules, Yerba Buena, Trancas, Tafí Viejo y Capital. De este modo, los productores afectados recibirán los beneficios que acuerda la Ley 22.913 para paliar la situación ocasionada por las heladas en sus predios y recuperar sus explotaciones.

Sello de calidad para Las Marías

La empresa comercializadora de yerba mate Las Marías fue reconocida con el sello de calidad Alimentos Argentinos, Una Elección Natural. «La firma mostró excelencia en los sistemasde producción, control y trazabilidad, y por eso accedió a esta distinción para sus marcas Taragüí, La Merced de Campo, La Merced de Monte, La Merced Barbacuá y Unión Suave», señaló un comunicado de la Secretaría de Agricultura, que fue la cartera que otorgó la distinción. «Las Marías logró integrar la totalidad de la cadena de la yerba mate, comercializando sus productos en el mercado nacional e internacional», dijo la SAGPyA. Las empresas interesadas en adquirir el derecho de uso del sello de calidad deben cumplir con los requisitos establecidos según el producto elaborado, recordó el comunicado.

UE inspecciona carne paraguaya

Una misión de la Unión Europea (UE) comenzó ayer en Paraguay una auditoría de adecuación sanitaria que podría permitir al país exportar carne bovina a los países comunitarios, informaron ayer fuentes oficiales. El director del Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa), Hugo Corrales, dijo que la misión, integrada por cuatro auditores del Servicio Veterinario Oficial (SVO), terminará su labor el próximo día 17. Corrales explicó que la auditoría «se divide en dos grupos: uno, de sanidad animal; y el otro, salud pública». «El de sanidad animal va a analizar la estructura del servicio, unidades zonales, puestos de control, establecimientos ganaderosy laboratorios, y el grupo de salud pública va a evaluar la parte de frigoríficos», indicó. La nueva inspección se realiza con el objetivo de buscar la certificación de las exportaciones paraguayas de carne bovina a los países de la UE, que fueron suspendidas por las propias autoridades locales a finales de 2002 por causa de focos de fiebre aftosa en su rebaño, medida que fue ratificada por el organismo comunitario especializado en febrero de 2003.

"Deben acelerarse las negociaciones agrícolas"

«Los negociadores deben trabajar más rápido para lograr un progreso suficiente como para que los ministros puedan acordar el próximo mes los parámetros de un pacto comercial mundial», sostuvo el presidente de las conversaciones agrícolas en la Organización Mundial del Comercio, Crawford Falconer. El diplomático, que es embajador de Nueva Zelanda ante la OMC, dijo estar motivado por la forma en que los negociadores se estaban acercando en temas técnicos complejos que afectan al comercio agrícola. Sin embargo, agregó que queda mucho por hacer. «El problema ahora es que se nos acaba el tiempo. Ellos deben aumentar sus progresos», sostuvo Falconer. Durante los últimos días, varios funcionarios estadounidenses han señalado que un acuerdo en la Ronda de Doha, lanzada a finales de 2001, podría estar cerca.

Ultimátum impositivo para los productores

Los productores agropecuarios bonaerenses tendrán tiempo hasta hoy para informar a la Agencia de Recaudación Buenos Aires (ARBA) la situación de la explotación del campo que poseen, en el marco de un programa tendiente a erradicar la evasión impositiva en el sector. El programa prevé que los propietarios de partidas rurales de más de 50 hectáreas suministren a ARBA información, por única vez y cuando se produzcan modificaciones, sobre la explotación propia y la explotación por terceros de los inmuebles rurales. Además, cuando el campo se explote por terceros, también se deberán suministrar datos que permitan identificar los sujetos obligados al pago de cada uno de los tributos. Con estas medidas, el titular de ARBA, Santiago Montoya, pretende implementar un nuevo sistema que apunta a reducir la evasión en el Impuesto sobre los Ingresos Brutos por los ingresos derivados de la producción agropecuaria y de alquileres, y en el de Sellos por la reposición de los contratos de arrendamiento rural. Las herramientas principales sobre las que se apoya el sistema se vinculan con las imágenes e información satelitales que la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) brinda a ARBA desde hace tres años y que se denomina Indice Verde.

Dejá tu comentario