21 de marzo 2008 - 00:00

Otro día de paro del campo: Gobierno llama a "reflexionar"

Productores rurales cortaron la ruta en Jesús María, Córdoba.
Productores rurales cortaron la ruta en Jesús María, Córdoba.
El ministro del Interior, Florencio Randazzo, dijo hoy que "no es justo que crean que hay una política anticampo" o que el Gobierno quiera "perjudicar al sector", porque las retenciones buscan "garantizar los precios internos".

En el mismo sentido consideró que "es injusto pretender que como en el mundo hay una demanda de alimentos importante, tengamos que pagar nosotros lo mismo que países que no producen alimentos".

Randazzo explicó que las retenciones apelan también a "dar competitividad y valor agregado a otros sectores" y opinó que el paro es "inoportuno", en referencia a la celebración de Semana Santa.

"Si uno toma la situación del campo y ve lo que pasó hace cuatro años se observa un avance impresionante, por lo cual es injusto que aparezca el Gobierno como que lleva la bandera anticampo", dijo el ministro.

En ese sentido, mencionó como ejemplo que "en el 2001 o 2002 una hectárea valía entre 2.000 y 3.000 dólares, hoy sale 16 mil dólares y no hay para la venta.

Tenían un alto grado de endeudamiento, se le pesificaron las deudas, lo mismo el tipo de cambio que hacía casi imposible que sean competitivos", alegó.

Por eso, el ministro Randazzo apeló a "la reflexión de millones de chacareros y productores que piensan diferente y no quieren volver atrás", ya que "de ninguna manera tenemos la decisión de perjudicar al campo", insistió el funcionario.

El gobernador cordobés, Juan Schiaretti, reiteró anoche su llamado al diálogo entre el gobierno y las entidades del agro, como forma de encontrar una solución al conflicto planteado en torno de las retenciones a la exportación.

"Yo he planteado ante las autoridades nacionales y ante los dirigentes agropecuarios la necesidad de retornar al diálogo", recalcó Schiaretti anoche, tras participar de la peregrinación de fe que por las calles céntricas de esta capital encabezó el arzobispo Carlos Ñañez.

Para el gobernador, un acercamiento entre las partes "permitirá construir los consensos y conseguir aumentar la producción, y darle sustentabilidad al complejo agroalimentario argentino".

Remarcó Schiaretti que "en este momento donde hay cortes de ruta, la clave es retomar el diálogo más que la posición que pueda tener cada uno".

En tanto, continúan los piquetes y cortes de rutas en distintos puntos del interior cordobés, por parte de productores y en rechazo a las retenciones.

En tanto, el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, reclamó anoche a los dirigentes del campo que "tengan honestidad intelectual", y señaló: "no puede ser que en la mesa de mi oficina me pidan crear la Junta Nacional de Granos y la Junta Nacional de Carnes, y después en otro lugar salgan a extorsionar".

En declaraciones televisivas, el jefe de Gabinete reiteró su asombro por la "virulencia" de la protesta del campo, que se prolonga por octavo día consecutivo, con cortes de rutas y asambleas en rechazo a las retenciones.

Al respecto, Alberto Fernández expresó: "pareciera ser que por la virulencia de la protesta, los que protestan son enormes perdedores, y es el sector que más ha ganado y más gana en la Argentina".

Agregó que "con los piquetes el gobierno no va a hacer nada porque la gente ya está dándose cuenta que la medida es extorsiva", y sostuvo que "el campo es el sector que más ha ganado en estos últimos cuatro años y eso la gente lo sabe", señalando además que "desde el gobierno no buscamos negociar con un sector porque debemos gobernar para todos los argentinos".

Indicó también que "la realidad es que aún con las retenciones impuestas, que tanta crítica ha generado de parte de ellos, el nivel de utilidades es altísimo".

"El por qué de las retenciones tiene que ver con el esfuerzo que todos los argentinos hacemos para que el campo sea competitivo, y pueda ingresar a un mundo que exige cada vez mayores esfuerzos para poder entrar a los mercados internacionales", explicó.

Reiteró sus dichos acerca de que "los argentinos tenemos un dólar administrado para que la moneda sea competitiva y le permita a la gente del campo poder salir.

Por eso los argentinos pagamos un subsidio al gasoil entre todos, para que el campo tenga combustible barato".

Consideró también que "es increíble la conducta que están expresando" los ruralistas y manifestó: "espero que en algún momento recuperen la calma y nos sentemos a discutir el futuro, porque hay una parte que sí nos preocupa definitivamente a todos que tiene que ver con el futuro del campo".

En materia de exportaciones, aseguró que "la Argentina tiene una oportunidad extraordinaria para meter los productos primarios, los cereales y los productos más elaborados en el mundo".

En relación con la protesta, dijo: "es un debate incomprensible que exhibe una intolerancia singular, que espero que en algún momento puedan recuperar la razón los que están induciendo a estos paros, que se recupere la calma".

"Nunca he sido partícipe de los que cortan rutas y le embroman la vida a los otros, con lo cual veo que se enemistan con toda la gente.

Ojalá que recuperen la calma y podamos estar la semana que viene, sin paro mediante, conversando sobre el futuro del campo y de la ganadería argentina", expresó.

En relación con la carne, dijo que sobre este producto no cayeron retenciones. "La carne no ha sufrido ninguna merma, no ha habido ninguna decisión sobre la carne. ¿Por qué no hay carne?. Porque no mandan ganado. La verdad es que uno no puede trabajar ni dialogar con extorsionadores", indicó.

Alberto Fernández dijo que el Gobierno no teme al desabastecimiento "porque no hay ningún dato que diga esto.

Espero que en algún momento podamos recuperar la cordura y discutir el futuro y revisar la situación de los pequeños productores".

Dejá tu comentario

Te puede interesar