Panorama del vino:

Campo

Con el 70% de la cosecha 2008 en las bodegas, tanto de San Juan como de Mendoza, los próximos días serán determinantes para evaluar la cantidad de uva ingresada este año.

Las reducciones en uvas para vinificar parecen acusar una merma que rondaría entre el 20 y el 25%, según los bodegueros.

Pero para los vinos de alta calidad las expectativas son muy altas y tanto el Valle de Uco como el Este parecen estar en uno de sus mejores años, no obstante para este tipo de vinos la llegada a los lagares recién comienza.

Una de las principales razones de esta merma fueron las inclemencias climáticas de comienzos de año.

A las clásicas heladas y tormentas graniceras, este año se sumaron lluvias en el mes de enero.

Las precipitaciones de las últimas dos semanas de enero y de febrero preocuparon a los enólogos e ingenieros a cargo de los viñedos de todo el país ya que estuvieron muy por encima de la media.

Sólo los buenos manejos en el viñedo y curaciones de calendario permitieron evitar en las tintas focos problemáticos, mientras que las uvas blancas y criollas quedaron afectadas en algunas zonas de la provincia de Mendoza.

La mayoría de los actores de la vitivinicultura estiman que el volumen de esta vendimia será menor que el año pasado.

En el 2007 se recolectaron 20.434.350 quintales de uvas para vinificar, de consumo en fresco y pasas en la provincia de Mendoza.

Si tomamos solamente las uvas para vinificar, en el 2007 se cosecharon 20.378.029 quintales, la reducción estimada rondaría entre los 4 millones y 5 millones de quintales menos para esta vendimia.

El presidente del Instituto Nacional de Vitivinicultura, Juan Carlos Jaliff, aclaró que nosotros no podemos adelantar ningún porcentaje de merma. En el comparativo semana a semana la cantidad de uva es similar, aunque debo reconocer que los contextos eran distintos. La impresión es que hay una reducción, pero no lo sabremos con exactitud hasta principios de mayo.

Todavía no se puede hablar de los números finales de la cosecha, faltan al menos dos semanas para hacer aseveraciones contundentes, hay condiciones para que tengamos menos uvas. No obstante, hay que ser cautelosos para evitar especulaciones, señaló Juan Carlos Pina gerente de Bodegas de Argentina.

Dejá tu comentario