Edición Impresa

Consumo: cayeron 3% en 2018 las ventas en supermercados

Diciembre registró el sexto retroceso consecutivo, con un descenso de casi el 9%. En centros de compras la retracción fue del 13,3%.

El consumo continuó manteniendo su tendencia descendente en diciembre, llevando a que las ventas cayeran por sexto mes consecutivo en los supermercados (-8,7% en términos reales) y en los centros de compra (-13,3%), informó ayer el INDEC. Esto llevó a que en el acumulado para el 2018, ambos indicadores finalizaran con bajas del 3% y del 2,4%, respectivamente, de la mano de una fuerte caída de los salarios reales, ya que las variaciones nominales (cercanas al 30%) de los mismos se ubicaron muy por debajo de la inflación (47,6%).

A precios corrientes, descontando el efecto inflacionario, las ventas en los supermercados aumentaron 40,3%, a $57.204 millones, por debajo del incremento en el costo de vida. En tanto, en los centros de compras, la variación fue del 25,7%, cerrando en $10.747,9 millones. De esta manera, terminaron el año con alzas del 28,5% y del 24,3%, respectivamente, ambas perdiendo contra la inflación.

En los supermercados, el rubro de artículos de limpieza y perfumería fue el que más subió, con un alza del 48,1%. Más abajo se destacó Alimentos y Bebidas (+44,6%), con los segmentos de Almacén (+48,4%), Carnes (+48,2%) y Panadería (+47,6%) liderando los avances. Más abajo se ubicaron Indumentaria, calzado y textiles para el hogar (+35,5%) y otros (+32,6%), mientras que el segmento de electrónicos y artículos para el hogar disminuyó 0,2%. Las jurisdicciones que terminaron mejor paradas fueron Entre Ríos (+48,6%), Neuquén (+48,3%) y Resto de Bs As (+48%), mientras que Tucumán (+24,8%), Chacho (+25,8%) y Santiago del Estero (+27,9%) fueron los más perjudicados.

Por su parte, en los centros de compra, las ventas totales a precios corrientes registraron las mayores subas en los rubros de Ropa y accesorios deportivos (+64,1%), seguido por Librería y papelería (+49,7%) y Perfumería y farmacia (+46,4%), que completaron el podio. Más abajo se ubicaron Indumentaria, calzado y marroquinería (+32,2%) y Otros (+27,4%). Entre los más perjudicados se destacaron Electrónicos, electrodomésticos y computación (-19,5%), Amoblamientos, decoración y textiles para el hogar (+7,4%) y Juguetería (+20%), entre otros.

En diciembre, el medio de pago que más creció en términos nominales en los supermercados fueron las transacciones con tarjeta de débito (+47,7%), que creció por encima de los pagos en efectivo (+41,4%), de las financiaciones con tarjeta de crédito (+33,7%) y de otros medios (+40,3%). De todas formas, por el momento, las operaciones con tarjeta de crédito siguen representando la mayor parte de los pagos (34,1%), seguido por efectivo (33,9%) y tarjetas de débito (28,6%).

La consultora ACM sostuvo que “estos indicadores dejan ver que el consumo en supermercados y centros de compras continúan exhibiendo valores negativos muy altos”. “En los meses que siguen las altas tasas de interés junto con los malos resultados en materia inflación y la caída del salario real que esto implica, esperamos que las ventas minoristas sigan mostrando variaciones interanuales negativas. En particular creemos que se observara una mayor caída en las ventas de bienes durables”, estimó.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario