Sigue coronacrash: analistas esperan otra semana negra en mercados (no descartan más caídas históricas)

Las caídas históricas de la última semana habrían sido tan solo un capítulo más en la saga negra del coronacrash. La secuencia de derrumbes se extenderá esta semana mientras los Gobiernos siguen enfrentando a la pandemia con estériles paquetes de ayuda económica.

Las caídas históricas de la última semana habrían sido tan solo un capítulo más en la saga negra del coronacrash que ha generado incalculable pérdida de valor en los activos financieros del mundo: la secuencia de derrumbes se extenderá esta semana, en momentos en que los casos y muertes por coronavirus en las grandes ciudades del planeta aumentan, mientras los Gobiernos siguen enfrentando a la pandemia con estériles -por ahora- paquetes de ayuda económica.

En EEUU, por ejemplo, las acciones se han derrumbado más de un 30% desde los máximos que alcanzaron a mediados de febrero, con la peor caída que se tenga registro desde el crash de 1987, sucedida el lunes pasado (se hundió casi 13%), para completar la semana más negra desde la crisis financiera de 2008 (anotó una caída del 17,3%).

Analistas y operadores consultados por ámbito coinciden que no se pueden descartar nuevas caídas históricas, en caso de que se siga profundizando el "modo pánico", sin que emerjan rápidamente a la superficie novedades, o señales positivas con relación a los casos y muertes por el coronavirus, a la creación de una vacuna que lo controle o erradique, y a los agresivos estímulos monetarios/fiscales impulsados desde los países centrales.

La propagación de la pandemia, cuyo epicentro actualmente se encuentra en Europa, pero que también se extiende a paso acelerado en EEUU, y algunos países de sudamérica, ha castigado incluso a los segmentos más seguros de los mercados, como lo es el de bonos de EEUU, que ha sufrido falta de liquidez en una ola de ventas no vista desde el 2008, o el del oro, que la semana pasada cayó más de 3%.

Con todo, y pese a fuertes rebotes en algunos días de la semana pasada, los pisos del mercado aún no llegaron, afirman expertos. “Hasta tanto no haya claridad respecto a la salida del coronavirus y más agresivos estímulos monetarios y fiscales desde los gobiernos centrales, es difícil poder vislumbrar un piso. Además del temor que despierta la pandemia, crece la reacción en ´modo pánico´ de los inversores que únicamente privilegian la liquidez en dólares en este clima de "risk-off" global”, opina el analista Gustavo Ber.

Los inversores teme por las incalculables consecuencias económicas, ya que se descuenta una recesión global, incluso no descartan un creciente riesgo de depresión, ante un simultáneo shock de oferta y demanda ante el abrupto parate de la actividad. “La posición técnica es negativa, y por lo tanto los flujos están al mando, ante lo cual las caídas, y la extrema volatilidad que no afloja, podrían seguir profundizándose, más allá de ya de las severas caídas de las últimas semanas en los principales índices en Wall Street”, remarcó Ber.

Por su parte, Emilse Córdoba, directora de Bell Bursátil explicó a este medio que “el mundo financiero está tan revolucionado que sobrerreacciona, con desplomes y rebotes estrepitosos”.

Cree que las reacciones de los inversores “están exageradas,. y para el caso de Argentina es aún peor (la semana pasada el panel líder se hundió 18% en dólares)”. “Esta crisis, que es mundial, dejará grandes problemas a trabajar que llevarán mucho tiempo. No veo que podamos hablar de un cambio de tendencia, y ya pensar en que las subas de los últimos días se mantendrán y habrán marcado un piso (histórico por cierto). Me inclino a tomarlo como un rebote. Podemos esperar nuevas bajas”, amplió.

En ese sentido, la directora de Bell Bursátil, subraya que “hoy en día, cualquier activo es riesgoso. Operar es solo para muy arriesgados”. Aunque si se piensa en una inversión a largo plazo y teniendo liquidez, podría estar atenta a un próximo ingreso en renta variable”, avisa.

Un dato importante que podría condicionar aún más el aliento inversor del norte es la cantidad de casos de coronavirus en EEUU. Hasta la tarde del domingo, la cifra de contagiados había subido más de 33.000 desde cerca de 3.600 la semana previa, según un recuento de Reuters. Al menos 390 personas han muerto. La cantidad de casos en Nueva York se disparó y el alcalde Bill de Blasio dijo que el personal de hospitales está a 10 días de quedarse sin suministros.

“Esta semana muy probablemente el epicentro de la epidemia pase de Italia a EEUU, por eso me parece que las cosas se van a poner peor. Y creo que lo vamos a empezar a sentir mucho más cercano, inclusive acá en Argentina”, advierte Alejandro Bianchi, fundador de AsesorDeInversiones.com.

Este domingo se registraron en el país del norte 8.000 nuevos casos, superando a los 5.000 nuevos casos de Italia. “Creo que en los próximos días Estados Unidos va a pasar de 8.000 a 10.000, luego a 15.000, hasta alcanzar los 20.000 casos entre miércoles y jueves, consolidando cifras que dobleguen a las de Italia y España juntos”, proyecta Bianchi, quien no descarta además que el S&P500 neoyorquino pueda retroceder -según proyecciones técnicas- hasta los 2.020 puntos, es decir, más de 12% de caída con relación al nivel actual (2.304), e incluso en el peor de los casos pueda ir por un piso de 1.750 puntos, lo que implicaría un desplome del 24%.

Algunos analistas dijeron que las cosas podrían incluso volverse tan malas como durante la crisis de 2008-2009, cuando las acciones cayeron hasta un 57% y el Producto Interno Bruto trimestral de Estados Unidos cayó hasta un 4% interanual. Ese es el peor escenario para Barclays. Desde Guggenheim Partners, en cambio, no están tan seguros: "Hay buenas razones para creer que esto es potencialmente peor que la crisis financiera".

Como el mercado americano “cerró muy fuerte para abajo el viernes, hoy es muy difícil hablar de un piso”, asevera Rafael Di Giorno, director de Proficio Investment. “Se están implementando fuertes estímulos monetarios y se está armando un paquete fiscales de proporciones masivas, pero mientras esté prácticamente cerrado EEUU muchas industrias estarán recortando empleos en forma inminente”, anticipa.

De hecho este domingo el presidente de la Reserva Federal (Fed) de Saint Louis, James Bullard, dejó perplejo a los inversores al proyectar caídas inéditas en empleo y PBI. Dijo que podría llegar al 30% en el segundo trimestre de 2020 debido a los efectos del Covid-19 que, a su vez, implicarían una caída sin precedentes del 50% del PBI en el mismo período. Así, Estados Unidos alcanzaría un récord de desempleo para el país, superior a casi el 24% que llegó a tener en 1932 luego de la crisis del ´30 y el triple del alcanzado en el período 2008-2009, con la crisis de las hipotecas subprime, según reporta la agencia Bloomberg.

“La supervivencia será la regla de corto plazo. Es muy difícil que Wall Street se estabilice mientras los titulares sean todos negativos. Algún tratamiento prometedor para el virus sería mucho más relevante para el mercado que cualquier medida económica que tome el gobierno”, sostiene Di Giorno.

Con todos estos pronósticos negativos para la economía y la bolsa norteamericana, mientras tanto, los analistas evelúan hasta dónde llegarían las caídas en la plaza local, que no operará ni lunes ni martes por sendos feriados (puente, y Día de la Memoria). Mariela Díaz Romero, economista senior de Econviews, sostuvo que "el piso más cercano es u$s200 en la crisis de Lehman en 2008. Actualmente, el Merval está en torno a u$s260 (contado con liquidación). Es difícil predecir en este contexto si le queda mucho más por perder, ya que la incertidumbre continúa".

Más allá de esto, en los próximas días, habrá que estar atentos a la dinámica de los ADRs argentinos en Wall Street, ya que luego las acciones que operan en la bolsa porteña deberán acoplarse. “Si la dinámica es negativa el lunes y martes, así será el miércoles en la bolsa porteña, pero habrá que ver cómo siguen ya que es un contexto de extrema volatilidad, al ritmo de las novedades en cuanto a la cada vez más renegociación de la deuda soberana argentina.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario