Cumbre Macri-Bullrich en Cumelén: mensaje duro para la interna JxC

Política

Hubo reunión familiar y también encuentro a solas entre el expresidente y la jefa oficial del PRO durante dos días. Maduro y la estrategia opositora.

Patricia Bullrich fue la vocera ayer del resultado de un día y medio de convivencia que tuvo junto a su marido con la familia Macri en su casa de Cumelén.

Las conversaciones son parte de las estrategias de la oposición, que busca cerrar filas y terminar con las internas de Juntos por el Cambio.

Los ruidos sobre el viaje de Bullrich al refugio de los Macri en Villa La Angostura comenzaron hace mas de una semana y en general tuvieron dos fuentes bien identificadas. El PRO aún no termina de cerrar de que forma armara la pelea presidencial interna, previa a negociar formula cruzada como pretende en realidad el radicalismo, y tampoco le encuentra una salida ideal a la elección del sucesor de Horacio Rodríguez Larreta en la jefatura de la ciudad.

Larreta también pasó por la casa de Macri en Cumelén y de hecho se quedó unos días en otra residencia durante sus vacaciones, pero de ese encuentro casi no hubo anuncios que mencionar.

Con Bullrich la situación fue distinta y el PRO se debatió durante días si la visita tendría como resultado un aliento de Macri a Bullrich o un pedido de moderación.

Ambos salieron, además, con un mensaje directo hacia la economía acusando que Sergio Massa tiene como estrategia “correr los problemas para adelante”, y profundizaron sus críticas al programa económico.

“Estuvimos hablando del futuro de la Argentina. De algo que queremos alertar al pueblo sobre lo que hace Massa, sobre cómo engordan un problema, con más inflación, más pesos y más deuda”, dijo ayer Bullrich.

En esa línea, agregó: “Están queriendo correr los problemas para adelante porque para eso tienen que tomar decisiones que no quieren tomar”.

Por otra parte, hizo comentarios sobre la renovación en la propuesta de Juntos por el Cambio (JxC), a partir de las aspiraciones para ganar las elecciones. En ese sentido, señaló que a diferencia del mandato anterior, esta vez buscarán ser más claros y “explícitos” sobre el diagnóstico y las propuestas.

“Antes nos acusaron de no ser totalmente explícitos de cómo estaban los problemas en el país, pero ahora queremos ser explícitos”, se sinceró Bullrich, en tono de autocrítica.

“Estamos conmovidos y orgullosos de haber logrado, junto a los venezolanos y demócratas argentinos, frenar la llegada de Maduro a la Argentina mediante una cantidad de recursos, fallos y denuncias, como la que hicimos a la DEA, que lo involucra como jefe de un cartel de narcotráfico con una recompensa de u$s15.000.000, indicó la presidenta del PRO en la entrevista.

Explicó que “el país tiene un convenio con Estados Unidos en los que si se detecta a personas con pedido de captura se debe actuar para detenerlos. También hablamos con la Embajada en la Argentina y creemos que todo eso fue determinante en la decisión de Maduro”, aclaró.

“Para Maduro hoy la Argentina es una tierra con resortes republicanos. Si hubiera considerado que todo está bajo el dominio kirchnerista hubiera venido. Pero sabe que no puede manejar a la Policía Federal, ni a los jueces, ni a la DEA”, concluyó Bullrich.

Dejá tu comentario