Política

Daniel Arroyo: "El dato más tremendo del INDEC es que la mitad de los niños y niñas son pobres"

El ex ministro de Desarrollo Social consideró que el primer paso para revertir la situación es "parar la caída".

El diputado nacional y ex ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, lamentó los índices de pobreza e indigencia difundidos el lunes por el Instituto Nacional de Estadísticas y censos (INDEC), según los cuales el 35,4% de los argentinos se enmarca en la primera categoría, y un 7,7% en la segunda. En la misma línea, señaló que “el dato más tremendo” de la estadística es que el pico de pobreza se da en niños y niñas de hasta los 14 años, alcanzando el 52,6%.

En diálogo con Ámbito, Arroyo señaló que las cifras anunciadas por INDEC marcan tres cosas: “En primer lugar, una movilidad social descendiente; en segundo lugar, una suba en el precio de los alimentos; por último, lo importante a tener en cuenta es que los datos son al 30 de junio, no se tomó todavía la última devaluación”.

Hay que tener en cuenta que los datos son al 30 de junio, no se tomó todavía la última devaluación" (Daniel Arroyo)

Para el diputado, cuando el organismo de estadísticas público realice el cálculo anual, dará “cerca de un 38%”. “En la medida que no haya otra devaluación”, aclaró.

Consultado acerca de cómo revertir en un futuro la situación social, Arroyo dijo a este medio que “lo primero que hay que hacer es parar la caída”. “Hay cuatro cosas fundamentales que son resolver el costo de la Canasta Básica de Alimentos, desendeudar a las familias a través de sistemas de créditos no bancarizados con bajas tasas, cuidar el trabajo, y generar obra pública y mano de obra intensiva”.

Lo primero que hay que hacer es parar la caída" (Daniel Arroyo)

Para el ex ministro de Desarrollo Social, la principal falla del gobierno de Mauricio Macri a la hora de combatir la pobreza fue “tener en su cabeza que la economía es soja, minería y sector financiero”. “De esta manera dejó a un montón de gente y sectores afuera”, explicó.

Macri termina con más pobreza, más desigualdad, más exclusión, y con una brecha mayor entre los más ricos y los más pobres”, remarcó Arroyo.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario