Política

Denuncian maniobras de compra de votos con bonos de $5.000

Intendentes del PJ coincidieron en señalar a competidores de Juntos por el Cambio a cargo de supuestas gestiones para el pago de beneficios.

El bono de $5.000 se metió de lleno en la campaña electoral por las peores razones: intendentes peronistas denunciaron un uso irregular por parte de competidores de Juntos por el Cambio de la promesa de pago de ese beneficio a favor de desempleados sin otros ingresos. Este lunes Ámbito Financiero publicó que el Ministerio de Producción y Trabajo se encontraba abocado a la gestión de un pago de esas características para 100 mil personas, por única vez, focalizado en cuatro distritos gobernados por el oficialismo nacional : Capital Federal, provincia de Buenos Aires, Mendoza y Jujuy.

Los intendentes de San Antonio de Areco, Francisco Durañona, y de Roque Pérez, Juan Carlos Gasparini, le confirmaron a este diario que en sus distritos sus principales contendientes ofrecen el pago del beneficio. Por su parte, Leonardo Nardini, jefe comunal de Malvinas Argentinas, contó que en los últimos días crecieron en el municipio las versiones en la misma línea que señalan un supuesto pago “el 10 de octubre a través del Banco Nación”, mientras que en el Partido de la Costa los colaboradores del intendente Juan Pablo de Jesús dijeron que la semana pasada “llegaron planillas de convocatoria para obtener el beneficio”.

Las sospechas podrían formar parte del folclore de las campañas electorales si no fuera porque este diario ratificó en funcionarios de carrera y políticos de la cartera que conduce Dante Sica que desde la semana pasada se gestionó la implementación de una “Bonificación Especial 2019”, como se la denominó en las planillas enviadas a varios municipios, destinada a mayores de edad “argentinos o extranjeros, con CUIL definitivo otorgado por Anses” sin otros ingresos por vías como seguro por desempleo, planes sociales, jubilaciones o pensiones o por relación de dependencia. La planificación del bono preveía un universo de 100 mil beneficiarios con un costo del programa de 500 millones de pesos.

En el equipo de la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, mencionada como supuesta gestora de la bonificación en el caso de los ofrecimientos en Roque Pérez, negaron cualquier vinculación y dijeron que de confirmarse las acusaciones deberían ser adjudicadas a “pícaros que usan esa herramienta en tiempos electorales”.

Las versiones sobre el manejo en los municipios de las supuestas ofertas de bono crecieron esta semana entre los jefes comunales del peronismo a partir de un audio que Nardini compartió con sus pares y que aludió a una presunta maniobra en el distrito con el candidato opositor Jesús Cariglino como aparente beneficiario. Cariglino le negó a este diario ser el gestor de ese pago y sólo admitió contar con la posibilidad de administrar planes “para jóvenes de 18 a 23 para finalización de estudios”.

Gasparini, intendente de Roque Pérez, denunció que en su distrito “el candidato Juan María Cravero (concejal por Cambiemos) ofrece dinero público en un local partidario y hasta lo promociona en las redes sociales de Juntos por el Cambio”. “Esto es lisa y llanamente comprar el voto. Los puros, los que venían a cambiar la política usan dinero del Gobierno y lo comprometen en su unidad básica de Berro y Alsina”, reseñó el jefe comunal bonaerense. Gasparini dijo haber tomado conocimiento de la maniobra inicialmente a instancias de Nardini y estimó que la recopilación de más imputaciones dará lugar a una denuncia formal.

Por su parte, Durañona acusó al concejal por Cambiemos Francisco Ratto, candidato a sucederlo, “de hacer visitas casa por casa en las que cuenta que está manejando un programa para desempleados que incluye un bono de 5 mil pesos. El intendente de Areco también dijo haber tenido la primera referencia de parte de Nardini “que contaba algo parecido de Malvinas Argentinas” y aseguró que “ya en las elecciones de 2017 el mismo candidato hacía algo parecido con los créditos UVA que ofrecía Anses”.

En la actualidad todos los planes asistenciales organizados por el Gobierno nacional son administrados por el Ministerio de Desarrollo Social, que encabeza Carolina Stanley. Los programas suman unos 450 mil beneficiarios a los que se sumaría, de acuerdo a la planificación que reveló este diario, los 100 mil previstos en la Bonificación Especial 2019.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Temas

Dejá tu comentario