Apatía y frío en las tribunas: ¿Debe jugar Argentina en el Interior?

Deportes

Más allá del resultado final, el marco del Argentina - Ecuador estuvo muy lejos de lo esperado. La gente de Capital Federal no termina de contagiarse con la Selección, algo que ya ocurrió en las pasadas Eliminatorias, y el frío de la noche se apoderó de todos los recovecos del un Monumental que estuvo apagado, falto de calor humano.

En las afueras del estadio de River ya se notaba la apatía del público, que se acercaba a ritmo cansino e ingresaba a las tribunas sin hacer colas. Los diferentes puestos de sponsors que regalaban souvenirs, que generalmente están abarrotados, lucían vacíos y los vendedores ambulantes mufaban porque les sobraban los dedos de las manos para contar las ventas concretadas.

Una vez adentro del Monumental el panorama no era muy diferente: manchones en todos los sectores y poco clima de partido de fútbol. Ni el inicio de Eliminatorias, ni que se trate del primer partido oficial de Argentina en nuestro país luego de ser subcampeón de Mundo y de América, despertó en interés del simpatizante.

El encuentro comenzó y la temperatura en las tribunas era gélida como la noche. Un puñado de hinchas intento comenzar con algún cantito aislado, pero el contagio fue nulo. La combinación de un público que no es el habitué del fútbol y la decepcionante actuación de los dirigido por Gerardo Martino fue letal para que el clima fuera nulo.

El final llegó con silbidos, que no eran suficientes para tapar la fiesta de los ecuatorianos, que se hicieron sentir durante los últimos diez minutos del partido y hasta se animaron a gritar "oooooole" cuando su equipo tocaba la pelota. La Selección no termina de calar en el público de Capital, y tal vez llegó el momento para que la AFA evalúe cambiar de sede.

Al contrario de lo que sucede en Buenos Aires, las experiencias de la Selección en el interior del país fueron satisfactorias: en las últimas dos Eliminatorias Argentina jugó en Rosario (5/9/2009 contra Brasil), Córdoba (7/9/2012 ante Paraguay) y Mendoza (12/10/2012 versus Uruguay), siempre a estadio lleno y con un clima espectacular. El contagio que hay en las provincias y la sed por ver a las figuras europeas es completamente opuesto al que se vive en Capital.

¿Es hora que la Selección comience a hacer de local en el Interior?

Dejá tu comentario