15 de marzo 2007 - 00:00

"Barcelona es para mí como un padre"

Barcelona es para mí como un padre
El futbolista argentino Lionel Messi, de 19 años, codiciado por el Inter de Milán, confesó que su club, el FC Barcelona, "es para mí como un padre" por haber solventado, hace años, el tratamiento hormonal recetado para mejorar su crecimiento.

Messi, autor de los tres goles con que su equipo empató ante el Real Madrid, el fin de semana pasado, por la liga española, también declaró que le gustaría "hablar más con Maradona (Diego) pero soy tímido".

En una extensa nota publicada hoy por La Gazzetta dello Sport, ante el manifiesto interés del Inter por conseguir sus servicios, Messi se refirió a su trayectoria en el Barcelona, adonde llegó con apenas 12 años, procedente de Rosario, para realizarse un tratamiento destinado a mejorar su desarrollo físico.  

"El Barcelona se hizo cargo de todo y siguió el curso del tratamiento día a día, dándome coraje para continuar. Hay que pensar en ese tiempo, en un chiquito que jugaba al fútbol con compañeros que en su totalidad le sacaban una cabeza. Por ello para mí, el club está a la altura de un padre".

También recordó esos tiempos el padre y representante del jugador, Jorge Messi, quien dijo que esa etapa representó "mucho sacrificio; fueron tres años de gimnasio y muchas medicinas".

El periódico reseñó que el padre del juvenil jugador era un operario de la empresa metalúrgica Acindar en Rosario cuando, debido a los problemas de crecimiento de Lionel, decidió aprovechar una propuesta del Barcelona, que le ofreció trabajo y el tratamiento para el chico, y marchó a España.

Messi es codiciado desde hace tiempo por el Inter, cuyo presidente y principal accionista Massimo Moratti lo tiene como un primordial objetivo, pero el jugador tiene con la entidad catalana una cláusula de rescisión de 130 millones de euros.

Con relación a los conceptos que siempre señala Diego respecto de su juego, y de que sería el heredero de su juego, Messi señaló: "Maradona siempre dice cosas muy gentiles sobre mí. Pero yo no las creo, ya que nadie en el mundo podrá repetir sus proezas en el fútbol".

"A veces me dan ganas de llamarlo para agradecerle todo lo que dice de mí, pero en realidad no me animo porque soy tímido. No me resulta fácil tomar el teléfono y llamar a un mito como él", agregó el pibe nacido en Rosario.

Dejá tu comentario

Te puede interesar