Basile desea un delantero y Cvitanich sería el elegido

Deportes

La falta de peso ofensivo que mostró Boca en los dos primeros amistosos de la gira europea llevaron al entrenador Alfio Basile a pedir la incorporación de otro delantero y el elegido sería Darío Cvitanich.

El "Coco" reclamó desde Europa que Boca sume un "delantero goleador" y, si bien en un principio se pensó en Gonzalo Bergessio, el nombre de Darío Cvitanich comenzó a tomar más fuerza.

El delantero que le gusta a Basile es Bergessio, pero la llegada del jugador sería casi imposible porque su pase es de 4.500.000 euros y además tiene contrato con San Lorenzo hasta el 2012.

Por esa razón, en las próximas horas avanzarían las negociaciones con el Ajax de Holanda para repatriar a Cvitanich y podría ser parte de la operación el defensor Juan Forlín, quien es pretendido por el club europeo.

Todo comenzó a partir de un supuesto interés del Ajax, por Forlín y, como Boca necesita dinero, los dirigentes estarían interesados en conversar con sus pares holandeses y que Cvitanich entre en la negociación aunque sea en carácter de préstamo.

Cuando parecía que ya estaba conforme por las llegadas de Federico Insúa, el chileno Gary Medel y el uruguayo Adrián Gunino, Basile sorprendió con su pedido.

"Alguien por afuera, y que haga goles", avisó sobre su preferencia, luego del triunfo de la víspera sobre Milan de Italia en el marco de la Copa Audi.

Sin embargo, también admitió que le agrada Bergessio, un atacante de otras características a las que había pedido anteriormente.

El pase de Bergessio pertenece a un grupo empresario que lo ubicó en San Lorenzo, aunque el club de Boedo se resiste a dejarlo ir a un rival directo en los puestos de vanguardia.

La inquietud de Basile surgió tras analizar los dos primeros partidos de la gira, contra Manchesters United y Milan, en los cuales su equipo generó pocas situaciones de riesgo.

Basile arrancó el partido ante los ingleses con Ricardo Noir y Martín Palermo, y luego incluyó a Pablo Mouche, más el acompañamiento de Juan Román Riquelme e Insúa.

En tanto, y frente a los italianos empezó con Mouche y Lucas Viatri, aunque después ingresaron Palermo, Riquelme e Insúa.

En ambos casos, y al no encontrar variantes, Boca abusó de los centros hacia Palermo o Viatri, las dos referencias de área, una variante que no convence al entrenador.

Por su parte, el plantel de Boca llegó a Austria, donde jugará un partido amistoso el próximo lunes frente a Lask, a las 14.00 de nuestro país, en la ciudad de Linz.

Luego de ese encuentro los dirigidos por Basile viajarán a Grecia, donde están previstos los últimos dos partidos de la gira europea ante Aris Salónica y AEK Atenas.


En su primera incursión, Boca terminó tercero en la Copa Audi tras perder por 2 a 1 contra Manchester e igualar 1 a 1 frente a Milan, al que luego superó por tiros penales.

Dejá tu comentario