Coria jugó mal otra vez y se quedó afuera del ATP

Deportes

Guillermo Coria se despidió muy temprano del torneo ATP de Buenos Aires al caer hoy en octavos de final frente al español Rubén Ramírez Hidalgo por -7-5 y 6-2.

En un certamen que se realiza en el Buenos Aires Lawn Tennis Club de esta ciudad, el "Mago" volvió a tener problemas con su saque ante un rival que no jugó bien pero al que le alcanzó con ser un poco más audaz en cada punto.

Ramírez Hidalgo jugará con el vencedor del partido que disputaban a continuación el mallorquín Carlos Moyá y el chileno Nicolás Massú.

En tanto, por la primera ronda, el costarricense Juan Antonio Marín despachó fácilmente al rumano Razvan Sabau por 6-1 y 6-1 y mañana, en el último turno, se medirá con el argentino Agustín Calleri por un lugar en cuartos de final.

Por los octavos de final, Boris Pashanski, de Serbia y Montenegro, superó al español Alberto Martín por 3-6, 7-6 (5) y 6-3, mientras que Filippo Volandri hizo lo propio ante el alemán Tomas Behrend al imponerse por 3-6, 7-6 (5) y 7-6 (2), en un mediocre encuentro, y ambos vencedores se enfrentarán en los cuartos de final.

Ni la presencia del ex tenista Guillermo Vilas ni las más de 5 mil personas en las tribunas del court central, le sirvieron a Coria para poder llevarse un triunfo.

El "Mago" repitió los mismos errores que tiene desde hace un tiempo con su saque y una vez más quedó eliminado de un torneo.

El santafesino sigue sin poder encontrar su nivel y se despidió temprano del Abierto de Buenos Aires.

Coria arrancó con todo, tratando de mostrar el por qué de esa bandera que decía "Coria, el orgullo de ser argentino", y esa convicción dio sus frutos.

Es que en el primer game no desaprovechó las oportunidades que le entregó el español, y con un drop exquisito, quebró para empezar adelante el partido.

En ese momento, y en el intento por llegar a la pelota, Ramírez Hidalgo esforzó más de la cuenta el muslo izquierdo, lo que sumado a la seguidilla de encuentros -proviene de la clasificación-, le hicieron pedir la atención del trainer.

Pero el ibérico pudo continuar el partido y emparejarlo, con un Coria que no mostró nada de lo hecho en el primer game, y los fantasmas del saque volvieron a hacerse presentes sobre el polvo de ladrillo.

Así, Coria le entregó el sexto y octavo game con dos dobles faltas, para que el español contara con la posibilidad de cerrar el primer parcial con su servicio.

El desgaste físico se adueñaba de Ramírez Hidalgo cada vez que Coria lo hacía correr hacia adelante con "drop shots", pero la presión se sumó a esa adversidad y Coria pudo recuperar el quiebre y enseguida igualó el match en 5.

Sin embargo, el europeo conservó su servicio y aporvechó una nueva doble falta del argentino para cerrar el set 7-5.

En la segunda manga, todo comenzó muy fácil para Ramírez Hidalgo porque le quebró el saque al "Mago" en el segundo game y picó en punta con un parcial de 3-0.

Coria experimentó una transitoria recuperación porque conservó su servicio y luego quebró el del español para descontar y quedar 2-3 con su saque.

Pero otra vez lo perdió, el español ganó en confianza y lo liquidó fácilmente con un 6-2, que deja mucha preocupación en el santafesino, ya que continúa sin poder levantar su nivel.

Dejá tu comentario