Crespo todavía sueña con la Selección

Deportes

El argentino Hernán Crespo, marginado en Inter, admitió que aspira jugar el Mundial de Sudáfrica 2010, confesó que tiene contactos con el entrenador Diego Maradona pero admitió que necesita jugar para tener oportunidades.

"Maradona me sigue, pero para aparecer como un candidato a un puesto en el plantel (del equipo nacional) que irá a Sudáfrica debo volver a ser un jugador activo. Diego esto lo sabe y lo sé perfectamente yo también", afirmó el delantero.

En una entrevista concedida al diario deportivo La Gazzetta dello Sport, el atacante de Inter volvió a hacer público su actual estado de ánimo por la sistemática postergación a que losomete el técnico José Mourinho, interrumpida el domingo pasadocon Roma, cuando anotó un gol decisivo.

"Estoy feliz porque he demostrado al club, al entrenador, a mis compañeros y al público que soy un profesional serio, cada vez que me llamaron respondí jugando al máximo, es todo lo que puedo decir, sin venenos", afirmó Crespo.

El ex jugador de Chelsea y Milan ratificó que en junio próximo dejará Inter para seguir su carrera en otro club, tal como lo había anunciado el lunes último.

"No revelo en que equipo sueño jugar ni bajo tortura", deslizó y subrayó que si no cambió de club en el libro de pases de enero fue porque no le entusiasmaba la idea de salirse de Inter con la temporada futbolística en marcha.

Según Crespo, de 34 años de edad, no desea imponer cosos que "involucran también la vida personal", en clara alusión a su esposa italiana y a sus pequeñas hijas, con las que vive actualmente en un chalet a orillas del lago de Como, cerca Milán.

El argentino volvió a definir como "incomprensible" su exclusión de la lista de jugadores de Inter que disputa la fase decisiva de la Liga de Campeones.

"A nivel europeo siempre marqué goles y podía ser útil, pero me dejaron afuera sin darme ninguna explicación", concluyó en directo mensaje a Mourinho, quien habló de él como "una persona fantástica" y que apelaba a sus servicios años atrás, cuando se toparon en Chelsea.

"Yo no estoy ni peleado ni enojado con Mourinho, él elige según sus convicciones y basta, pero una cosa es segura: yo no seguiré en Inter y jugaré desde julio próximo en otro equipo, sí o sí", había dicho Crespo el lunes.

El goleador lloró luego de marcar el empate de Inter 3-3 ante Roma, en el derby de la Liga Italiana, tras dedicar esa red a su familia.

Crespo salió ese día en el banco de suplentes de casualidad, porque el sueco Zlatan Ibrahimovic se lesionó en el precalentamiento.

El último gol de Crespo para Inter había sido el 30 de marzo del 2008, ante Lazio, y significó el número 300 de su carrera deportiva.

Dejá tu comentario