Cuando Brasil se lo propuso, lo definió

Deportes

Brasil no tuvo mayores inconvenientes para derrotar en forma categórica a Ecuador, en un partido correspondiente a la segunda fecha de las Eliminatorias para el Mundial de 2010.

Los brasileños comenzaron jugando a «media máquina» ante los 83.000 espectadores que asistieron al Maracaná de Rio de Janeiro, pero cuando se lo propusieron, en poco más de 10 minutos vapulearon a un rival que no tuvo respuestas anímicas ni futbolísticas.

De esta forma, Brasil consiguió su primera victoria, mientras que los ecuatorianos cosecharon su segunda derrota consecutiva sembrando dudas y haciendo peligrar desde los albores de las Eliminatorias su clasificación para Sudáfrica.

Sin brillar, pero con gran eficiencia, Brasil se recuperó del pobre empate 0-0 de su debut como visitante ante Colombia y cumplió con creces su actuación como local.

Para Brasil el partido marcó, además, la vuelta al mítico Maracaná después de siete años, porque no se presentaba desde 2000, justamente con un 5-0 ante Bolivia por las eliminatorias al Mundial 2002.

El primer tiempo fue opaco, sin gran brillo, pues Ecuador logró manejar el balón, pero sin llegar casi al área de Brasil, que estuvo sereno, tuvo chispazos de Kaká, Ronaldinho y Vagner Love, aunque desperdició algunas ocasiones.

Justamente Love puso el 1-0 tras un cruce lanzado por el lado derecho del área del lateral Maicon.

Para la segunda mitad, Ecuador logró generar algunas chances con el ingreso del punta Carlos Tenorio, pero Brasil fue mucho más efectivo.

Cuando aceleró, definió el partido. Con algo de fortuna, consiguió un ilevantable 2-0 con un tiro de Kaká que Ronaldinho interceptó con la punta de unos de sus pies para desviar la trayectoria. Kaká siguió brillando con un golazo tras un formidable disparo y Robinho se encargó de animar más la fiesta en el Maracaná con una excepcional jugada que coronó Elano.

Después, el arquero Viteri homenajeó a Kaká dejando pasar su tiro débil que significó el 5-0.

Así, Brasil terminó festejando y recomponiendo su pálida imagen del debut.

Dejá tu comentario