España se coronó campeón de Europa

Deportes

España conquistó por segunda vez en su historia la Eurocopa al superar 1 a 0 a Alemania en la final, con gol de Fernando Torres y un juego lucido y ofensivo, que le permitió ganar invicto el torneo.

«El Niño» Torres marcó un gran gol a los 32 minutos tras recibir un buen pase de Xavi Hernández, superar con velocidad y fuerza la débil marca de Philip Lam y batir a Jens Lehmann con tiro cruzado y preciso.

El arquero capitán Iker Casillas levantó el trofeo que recibió del presidente de la UEFA, Michel Platini, luego de estrecharse en un fuerte abrazo con el rey Juan Carlos de España en el estadio Ernst Happel de Viena.

Previamente, los jugadores celebraron levantando en andas y arrojando al aire al DT Luis Aragonés, quien dejará el cargo para dirigir al Fenerbahce, de Turquía, en medio de rumores de que será reemplazado por Vicente del Bosque.

España, que jugó su tercera final de Eurocopa, título que sólo había ganado como local en 1964, fue merecido campeón, pese a que en la final de ayer no contó con David Villa, lesionado, quien igualmente se coronó goleador de la copa.

Alemania, máximo campeón del torneo (1972, 1980 y 1996), contó finalmente con el capitán Michael Ballack, pero sucumbió ante el mejor juego de España, que sólo sufrió sobre el final, pero debió ganar por mayor amplitud.

Torres, quien parecía opacado por Villa, formó ayer ataque con Cesc Fabregas, pero él solo se las arregló para complicar a toda la defensa alemana y a los 22 estrelló un gran cabezazo en un poste.

España no sólo ganó invicto, sino que fue el único que jugó bien en todos sus partidos y estiró a 22 su récord de partidos invicto, pues su última derrota fue ante Rumania en noviembre de 2006, tras lo cual sumó 19 triunfos y 3 empates.

Sólo algunos desaciertos del zaguero Carles Puyol y Sergio Ramos en defensa complicaron en algún momento su trabajo, aunque la mejor ocasión fue a los 59 un tiro apenas desviado de Ballack, impotente ayer ante el toque español.

Un cabezazo de Sergio Ramos a los 67 salvado por Lehmann, otro tiro inmediato de Andrés Iniesta y a los 81 el brasileño nacionalizado Marcos Senna, que casi anota sobre la línea de gol, reflejaron el mejor juego de España.

Dejá tu comentario