9 de junio 2024 - 20:00

Fue una estrella y metió un gol en la final del mundo, pero perdió su casa tras el retiro y tuvo que limpiar baños

Conocé quién fue el jugador verdugo de Argentina en un mundial que pasó de la gloria en el mundo del fútbol a estar repleto de deudas.

El jugador alemán que tocó el cielo con las manos al ser campeón del mundo y terminó en la ruina. 

El jugador alemán que tocó el cielo con las manos al ser campeón del mundo y terminó en la ruina. 

Se jugaba la final de la Copa del Mundo de 1990 en el Olímpico de Roma y el mundo entero veía como el defensor con la número 3 de Alemania apoyaba la pelota en el punto del penal ante un temido arquero llamado Sergio Goycochea.

Luego de un suspiro y una larga carrera, el jugador de camiseta blanca venció al portero para así darle el tercer título del mundo a un país europeo revolucionado por la caída del comunismo. Ese jugador es el protagonista de la historia de hoy.

Pese a la gloría que se puede lograr dentro de un campo de juego, no todos los cuentos luego del retiro de un futbolista terminan con final feliz. Algunos, perdidos en una nebulosa de posibilidades, toman malas decisiones en su vida financiera provocando así situaciones limitantes.

Andreas Breheme, campeón del mundo con Alemania y verdugo de la Albiceleste, supo brillar en el mundo del fútbol como un gran lateral izquierdo. De paso en importantes clubes de Europa, el nacido en Hamburgo un 9 de noviembre de 1960 se vio afectado hace unos años por una deuda de 200 mil euros que lo dejó prácticamente en la ruina. Sin embargo, "Andy" tuvo una gran trayectoria que vale la pena destacar.

Cómo fue la carrera futbolística de Andreas Brehme

Inició su trayectoria futbolística en el Barmbeck Uhlenhorst de Hamburgo. Luego, se unió al Kaiserslautern, donde jugó durante cinco años antes de ser fichado por el Bayern Múnich en 1986. En el club de Múnich, Breheme consiguió su primer título de Bundesliga.

En 1988, Brehme se trasladó a Italia para unirse al Inter de Milán. Con el Inter, y acompañado por sus compatriotas Klinsmann y Matthaus, logró ganar un Scudetto, una Supercopa de Italia y una Copa de la UEFA.

image.png

Después de su paso por el fútbol italiano y una temporada en el Real Zaragoza, regresó al Kaiserslautern donde consiguió una Copa de Alemania más una Bundesliga. En 1998, con 38 años, el lateral izquierdo decidió colgar los botines.

Sin embargo su paso más distinguido lo tuvo con la Selección de Alemania en donde el lateral izquierdo jugó 3 mundiales (México 86, Italia 90 y Estados Unidos 94). Gracias a su gol en la final contra Argentina, el país teutón se consagró campeón del mundo por tercera vez en su historia.

Qué pasó con Andreas Breheme tras su retiro del fútbol

Luego de su paso como jugador, Breheme no se distanció del fútbol. Entre el 2000 al 2006 fue entrenador del FC Kaiserlautern y del SpVgg Unterhaching y asistente técnico de Giovanni Trapattonni en VfB Stuttgart. Luego, Andreas se dedicó a hacer presencias en eventos como también publicidades.

Sin embargo las cosas se complicaron para el exjugador alemán. En 2014 (año en que Alemania ganó otro título del mundo) el jugador se vio conflictuado al tener una deuda de 200 mil Euros. Si bien en la época donde Breheme se dedicaba a jugar no se ganaba tanto dinero como hoy, los años posteriores a su retiro el campeón del mundo no supo administrar lo que había conseguido monetariamente hablando. Incluso la deuda correspondería a un préstamo que el jugador había tomado tras hipotecar su casa años atrás.

image.png

Según lo informado por el medio 'Deutsche Welle' a Breheme se le ofreció limpiar baños en un centro comercial de Alemania. Incluso, un exjugador alemán le ofreció el mismo empleo. "Nosotros estamos dispuestos a emplear a Andreas Brehme como ayudante en nuestra firma de limpieza de canalizaciones. Allí él se enterará lo que es trabajar de verdad haciendo el aseo de los sanitarios e inodoros. Eso le servirá para enterarse de cómo es la vida y mejorar su imagen. Eso sí es ayudar a Brehme", dijo Oliver Straube.

Sin embargo, otros exjugadores de Alemania buscaron solidarizarse con Andreas de otra forma. "Tenemos la responsabilidad de ayudar a Andreas Brehme, él hizo mucho por el fútbol alemán, le dio un título, y ahora es el turno del fútbol alemán de hacer algo por él. Quizá podemos crear un fondo para proteger a los jugadores que atraviesan emergencias", dijo el mítico Franz Beckenbauer, campeón con Alemania como jugador y técnico.

En febrero de este año, el excampeón del mundo sufrió un paro cardíaco, y tras una asistencia tardía de la ambulancia, falleció en una clínica cerca de su casa. Pese a su fallecimiento, la reconocida figura alemana es una de las tantas historias de futbolistas que no supieron capitalizar el día después de la gloria. Algunas veces, hasta ser campeón del mundo no sirve de mucho.

Dejá tu comentario

Te puede interesar