Independiente y Vélez no se sacaron ventajas

Deportes

Independiente y Vélez protagonizaron un insulso empate sin goles en el estadio de Huracán (donde el club de Avellaneda actuó en condición de local), en el encuentro que marcó el debut de ambos en el torneo Clausura de fútbol de primera división.

El delantero uruguayo de Vélez, Hernán Rodrigo López ejecutó un penal que pegó en el poste a los 33 minutos del primer tiempo, en la incidencia más importante del encuentro.

El resultado reflejó la falta de ideas y fútbol que tuvieron ambos equipos a lo largo de los 90 minutos.

Vélez, que jugó con un solo delantero (el uruguayo López) tomó la iniciativa, presionó en la mitad de la cancha, pero no tuvo profundidad.

El buen juego de Nicolás Cabrera (la figura de la cancha), por la derecha, y del doble enganche Maximiliano Moralez y Darío Ocampo, en la gestación del juego, fueron los mejores argumentos que expuso el equipo que dirige Ricardo Gareca, que debutó en el banco de la entidad de Liniers, en el período inicial.

A los 10 minutos, Moralez (el mejor refuerzo de Vélez) probó a Fabián Assmann desde larga distancia, pero el arquero de Independiente respondió bien.

El conjunto visitante mostró firmeza en defensa, siguió parado en campo rival, y a los 33 minutos una falta de Eduardo Tuzzio (el refuerzo que debutó en el 'Rojo') sobre Moralez dentro del área derivó en el penal que López estrelló en el palo derecho de Assmann.

Independiente, que mostró poco y nada, tuvo dos chances sobre el epílogo de la etapa inicial en un cabezazo de Hernán Fredes (41m.) y en un remate de Ricardo Moreira (45m.).

Ese envión del final del primer tiempo le permitió al conjunto de Miguel Angel Santoro encarar de otra manera los últimos 45 minutos.

Es que Federico Higuaín y Daniel Montenegro, los generadores de fútbol, entraron más en juego y Gandín tuvo un poco más de movilidad.

De hecho a los 6 minutos, Gandín tuvo un mano a mano frente a Germán Montoya, pero el arquero de Vélez, rápido de reflejos, evitó la caída de su arco.

Vélez, ante esto, se paró para jugar de contraataque, pero le faltó precisión en el pase final.

A los 31 minutos, Assmann respondió de manera brillante ante dos disapros de Cabrera y Alejandro Cabral, que ingresó por Moralez, y, sobre el final, un tiro libre del chileno Waldo Ponce casi desnivela el marcador.

Sin embargo, eso no ocurrió y el insulso empate sin goles quedó sellado.

Dejá tu comentario