Los JJOO de Japón, los más caros de la historia: costarán u$s 15.840 millones

Deportes

Como consecuencia del aplazamiento de un año por la pandemia, el gasto podría aumentar. John Coates, vicepresidente del COI y presidente del comité organizador para la cita olímpica dijo que en 2021 los Juegos se harán independientemente de la pandemia.

Los Juegos Olímpicos de Tokio no sólo pasarán a la historia por haber estado marcados por la pandemia del Covid-19, sino también por ser los más caros de la historia, con un gasto récord que aumentará todavía más como consecuencia del aplazamiento de un año por el coronavirus.

No obstante, John Coates, vicepresidente del Comité Olímpico Internacional (COI) y presidente del comité de coordinación del COI para los Juegos Olímpicos 2020 aseguró que la cita olímpica se llevará a cabo el año próximo independientemente de la pandemia del covid-19.

Un estudio elaborado por Oxford determina en u$s 15.840 millones el costo de la cita olímpica nipona y las previsiones de la universidad pasan por que esta cifra se eleve en varios miles de millones más por el aplazamiento de un año.

Con estas cifras, Tokio superará el gasto en la cita de Londres en 2012, que tuvo un desembolso de 14.950 millones de dólares y eran hasta ahora los Juegos Olímpicos más caros de la historia.

El gasto inicial previsto por el comité organizador de Tokio se situaba en u$s 7.300 millones.

En marzo pasado, el Comité Olímpico Internacional (COI) anunció la cancelación de Tokio 2020 y el aplazamiento un año del evento.

A lo largo de la historia de los Juegos Olímpicos, sólo se han cancelado tres ediciones, las de 1916, 1940 y 1944, debido a las guerras mundiales. Es la primera vez que se ha pospuesto una cita olímpica por un motivo ajeno a un conflicto bélico.

Por otra parte, los Juegos de Tokio tendrán lugar el próximo año, independientemente de la pandemia de coronavirus, anunció John Coates, vicepresidente del Comité Olímpico Internacional (COI).

El presidente del comité de coordinación del COI para los Juegos Olímpicos 2020, afirmó que la cita tendrá lugar "con o sin" coronavirus, y precisó que "empezarán el 23 de julio del próximo año".

"Serán los Juegos que habrán conquistado a la Covid, la luz al final del túnel", afirmó.

El tema de estos Juegos continuará siendo "la reconstrucción tras los estragos causados por el tsunami", declaró Coates, en alusión al terremoto y al tsunami que devastaron el noreste de Japón en 2011..

En principio, debían haberse inaugurado el 24 de julio, pero los organizadores tomaron la decisión histórica, en marzo, de postergarlos al verano de 2021, en tanto el coronavirus se propagaba por todo el mundo.

Las autoridades japonesas indicaron claramente que no desean que los Juegos se aplacen de nuevo.

Las fronteras de Japón siguen estando cerradas en gran medida a los extranjeros, y muchos expertos dudan que para el próximo verano la pandemia esté bajo control.

Según varios sondeos recientes, una clara mayoría de japoneses quiere que los Juegos se vuelvan a aplazar o que se anulen, a causa del coronavirus.

Pero Coates, sin embargo, subrayó que el gobierno nipón "no ha renunciado en absoluto" a organizarlos, pese a "la tarea monumental" que constituye el aplazamiento.

"Antes del covid, el presidente del COI, Thomas Bach declaró que eran los Juegos mejor preparados que hayamos visto nunca, las sedes estaban casi todas terminadas, ahora ya lo están, la villa olímpica es increíble, todo va bien", sostuvo.

"Fueron aplazados un año, lo que representa una tarea gigantesca en términos de dar seguridad a todas las sedes", señaló el presidente del comité de coordinación del COI para los Juegos.

Explicó que hizo falta renegociar los contratos con los patrocinadores y los hoteles, con los compromisos de los 'sponsors' renovados un año así como los derechos de retransmisión.

"Una gran parte de estas tareas se está realizando, o ya finalizaron, un grupo de trabajo fue creado para examinar los diferentes escenarios posibles para 2021", dijo Coates.

"En algunos países la situación ligada al coronavirus está bajo control, en otros no. Tendremos deportistas que vienen de sitios donde está bajo control y otros de sitios donde no", añadió.

La cuestión del número de espectadores autorizados a asistir a las pruebas olímpicas, así como a las ceremonias de apertura y clausura también está en estudio.

El grupo de trabajo, compuesto por responsables japoneses y miembros del COI, se reunió por primera vez la semana pasada.

"Su tarea consiste ahora en examinar todas las medidas que serán necesarias para que los Juegos tengan lugar", detalló Coates, presidente desde 1990 del Comité Olímpico Australiano.

Japón ha invertido miles de dólares en estos Juegos y el retraso aumentará los costes.

Coates recordó que el COI ha intentado suavizar las consecuencias de la crisis, inyectando "unos u$s 800 millones suplementarios para apoyar a las federaciones internacionales, cuyos ingresos se verán amputados este año, así como a los comités olímpicos nacionales".

La llama olímpica de los Juegos está actualmente expuesta en un museo en Tokio y un conjunto gigante de los anillos olímpicos, de 69 toneladas y 15x32 metros, fue retirado de la bahía de la capital japonesa por mantenimiento.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario