Jugador colombiano podría recibir ocho años de prisión por intentar arreglar un partido

Deportes

El futbolista colombiano Francisco Navas, que juega en un club de la segunda división de su país, podría ser condenado a una pena de hasta ochos años de prisión por su presunta participación en el intento de amaño de un partido, anunció la Fiscalía General.

El ente investigador y acusador de la Justicia colombiana formuló el cargo de corrupción privada contra el jugador de Deportes Quindío y un apostador en el marco de un proceso por hechos irregulares que habrían ocurrido en varios partidos de la liga.

La denuncia fue presentada hace medio año a la Fiscalía por la División Mayor del Fútbol (Dimayor), ente rector de los torneos de primera y segunda división del país.

Según el jefe de la división de Anticorrupción de la Fiscalía, José Alberto Salas, un apostador le pidió al defensor Navas que intermediara para que el jugador de Deportivo Pasto Félix García se hiciera expulsar a cambio de un pago de 10 millones de pesos (unos 3.400 dólares).

Navas, que juega en la segunda división con Quindío, le hizo el ofrecimiento a García, pero el jugador de Pasto lo rechazó, según las investigaciones.

El plan buscaba que el apostador ganase dinero por la expulsión de García en un partido que Pasto jugó contra Cortuluá el 3 de febrero de este año por el Torneo Apertura de la primera división.

La investigación sugiere que Navas era amigo personal de García, pues lo contactó por la aplicación móvil "whatsapp".

El fiscal Salas dijo que Navas y el apostador que lo contactó para que intermediara ante García fueron llamados a juicio para que respondan por el cargo de corrupción privada.

"En este caso el ofrecimiento de dinero, que no alcanzó a materializarse, fue de 10 millones de pesos, porque el jugador de Deportivo Pasto no aceptó el soborno", sostuvo el fiscal a la cadena de radio RCN.

"La conducta de corrupción privada (...) contempla una pena de entre cuatro y ocho años de prisión y si genera perjuicio a la empresa deportiva o la entidad privada, se incrementa entre seis y 12 años", agregó el funcionario.

Salas afirmó que la Fiscalía anunciará en los próximos días decisiones en torno a otros casos que involucran a futbolistas.

El presidente de la Dimayor, Fernando Perdomo, se reunió el pasado 10 de agosto con el fiscal general de Colombia, Néstor Humberto Martínez, quien le prometió que este mes se conocerían los primeros resultados de las investigaciones sobre las denuncias hechas por la entidad deportiva.

Perdomo denunció en marzo ante la Fiscalía que dos futbolistas no identificados dijeron haber sido contactados para amañar resultados de partidos y favorecer así a apostadores.

Además, el directivo también mencionó el caso de un partido de la Liga colombiana por el cual se hicieron apuestas en el exterior que ascendieron a 1,2 millones de dólares, así como la denuncia de un árbitro que indicó a la Comisión Arbitral de la Dimayor que fue contactado por personas que le propusieron formar parte de una red de apuestas ilegales.

El dirigente de la Dimayor declaró en esa ocasión que le informó a Martínez de nuevas denuncias de casos en los que se han detectado apuestas para que un jugador sea amonestado en los primero cinco minutos de un partido o para que un árbitro sancione 11 tiros de esquina en el primer tiempo.

También reconoció que a un jugador le ofrecieron 20 millones de pesos (unos 6.700 dólares) para que cometiera un penal en los últimos minutos de un partido.

"Son variadas las apuestas y ya no se reducen a un resultado general", explicó Perdomo tras la reunión de agosto con el fiscal Martínez.

Dejá tu comentario