La violencia en el fútbol no solo preocupa en la Argentina

Deportes

La policía polaca detuvo el viernes a otros 48 hinchas violentos por su participación en los disturbios de la final de la Copa de Polonia, cuando cientos de aficionados del Legia de Varsovia y del Lech Poznan tomaron el terreno de juego durante la tanda de penaltis y protagonizaron enfrentamientos con la policía.

Los arrestos se suman a los 26 realizados días atrás, después de que los agentes hiciesen un primer estudio de las imágenes ofrecidas por la televisión y las cámaras de seguridad del estadio de Bydgoszcz, donde se celebró la final de Copa el pasado 2 de mayo.

La actuación de la policía llega después de que el jueves la Federación Polaca de Fútbol prohibiese hasta el final de temporada el acceso a los estadios de los grupos de aficionados visitantes.

La medida adoptada busca poner fin a los enfrentamientos que regularmente protagonizan las hinchadas durante los partidos de fútbol, algo que preocupa a los dirigentes de la UEFA, ya que la próxima Eurocopa de fútbol se celebrará en 2012 en Polonia y Ucrania.

"La dirección del PZPN decidió que todos los encuentros de liga que restan en la Ekstraklasa (primera) y las ligas 1 y 2 de la temporada 2010 y 2011, se disputarán sin aficionados visitantes", indicó en un comunicado de prensa tras una reunión de crisis.

Para el primer ministro polaco, Donald Tusk, hay suficientes instrumentos legales para actuar contra el vandalismo en las gradas de los estadios, y "sólo es necesaria la voluntad de ponerlos en práctica", algo que el Ejecutivo se ha decidido a hacer para erradicar de una vez por toda la violencia de los campos de fútbol.

Dejá tu comentario