Los Pumas apabullaron otra vez a Francia y cerraron con el bronce un Mundial histórico

Deportes

Derrochando garra y coraje, Los Pumas argentinos volvieron a derrotar a Francia por 34-10 y obtuvieron un merecido tercer puesto en el Mundial de rugby 2007, ayer en el estadio parisino del Parque de los Príncipes, dejando a los anfitriones fuera del podio del torneo.

Los pupilos de Marcelo Loffreda demostraron que su triunfo en el partido inaugural del torneo (17-12), el 7 de septiembre en el Stade de France, frente a los de Bernard Laporte no fue algo fortuito y lograron, tras un gran desempeño, la medalla de bronce.
Los primeros minutos, muy friccionados con forcejeos y algún manotazo que otro en la cara, sobre todo en los maules, se jugaron la mayor parte en el campo argentino, aunque los "Bleus", a pesar de varios intentos, no pudieron franquear la rígida defensa albiceleste plantada delante de sus 22 metros.

Recién en el minuto 17, el medio scrum del Stade Toulousain, Jean-Baptiste Elissalde, anotó un primer penal ligeramente escorado a la izquierda (3-0), pero el empate llegó sólo tres minutos después gracias a la diestra del centro del Leinster irlandés Felipe Contepomi (3-3).

Pasados los primeros veinte minutos de juego, algunas imprecisiones de la defensa propiciaron que los franceses se acercaran al ingoal argentino de manera peligrosa en varias oportunidades.

Sin embargo, en el 28, Felipe Contepomi marcó el primer try del encuentro tras una buena jugada de ataque resuelta tras varios pases sobre el flanco izquierdo y con su correspondiente transformación (10-3).

En el 32, de nuevo el ataque argentino volvió a sorprender a los "Bleus" mal parados y el pilar y futuro "barítono" Omar Hasán (Perpiñán) anotó otro try (17-3).

Viendo alejarse a los Pumas en el marcador, Francia volvió a presionar sobre la última línea de los sudamericanos y se multiplicaron los roces. Hasta que el árbitro neozelandés Paul Honiss, tras expulsar temporalmente al segundo línea Rimas Alvarez Kairelis y al hooker y capitán francés Raphael Ibanez (London Wasps), dio por finalizada la primera parte, cuando los relojes indicaban casi 45 minutos.

La segunda parte fue casi un calco de la primera, con los "Bleus" buscando poder descontar y los Pumas sin dejarse avasallar intentando el contragolpe.

Y así fue: una gran jugada a puro coraje comenzada por el fullback Ignacio Corleto (Stade Français) propició el tercer try de los albicelestes conseguido en el minuto 52 por el wing del club "amateur" Hindú, Horacio Agulla (22-3).

Las asperezas continuaban en la cancha y el ingresado octavo Juan Manuel Leguizamón salió temporalmente por un golpe en un hombro a su par, el corpulento jugador de los Sale Sharks Sébastien Chabal, quien también acababa de saltar al campo de juego en la segunda mitad.

Pero, con un jugador menos, Agulla escapó al contragolpe en el minuto 65, y habilitó a Corleto para que en una larga e imparable carrera convirtiese el cuarto try argentino: 27-3. Y, ya en el 69 Francia logró su primer try gracias al fullback del Stade Toulousain Clément Poitrenaud (27-10).

Con los cambios, el encuentro parecía más abierto aunque la ventaja difícil de descontar, lo que refrendó Felipe Contepomi con un quinto try (34-10).

Con este segundo triunfo consecutivo sobre los "Bleus", los Pumas confirmaron su paternidad sobre los franceses estos últimos cuatro años, con un mano a mano de 6-1.

El elenco nacional se cuelga la medalla de bronce, dejando fuera del podio a Francia un día antes de que Inglaterra y Sudáfrica jueguen la final en el Stade de France, a partir de las 16.00 hora argentina.

Dejá tu comentario