Newell's superó a San Lorenzo en un partido a dos tablas

Deportes

Un penal le permitió a Newell's Old Boys vencer a San Lorenzo por 1-0 y mantenerse a un punto de la cima del torneo Inicial Eva Perón, en un entretenido partido de la séptima fecha desarrollado en el Parque Independencia. 

El penal, por una mano aparente de Abel Masuero, fue cambiado por gol por el delantero Ignacio Scocco, nuevo goleador del certamen de primera división, a los 82 minutos.

El árbitro del encuentro, Néstor Pitana, expulsó al propio Masuero dos minutos más tarde.

Con la victoria, Newell's llegó a las 15 unidades y se mantiene como único escolta del líder, Boca Juniors, que suma 16; San Lorenzo se quedó en 9 y sigue comprometido con los promedios por el descenso a la Primera B Nacional.

Fue el equipo rosarino el que había hecho hasta entonces sobrados méritos para ganar el partido, entre ellos un derechazo de Maximiliano Rodríguez en el travesaño durante el primer tiempo, una gran atajada del arquero Pablo Migliore ante un derechazo envenenado de Scocco -lejos, la figura de la cancha- en el comienzo del complemento y una entrada del goleador rojinegro que la tiró apenas alta.

Y San Lorenzo, que jugó "a lo Caruso Lombardi", con dos líneas de cuatro, o de cinco, como si el partido fuera un "golentra" que se jugaba en el arco visitante, solo llegó con una mediavuelta de Denis Stracqualursi salvada al córner y con un cabezazo de Masuero en el poste izquierdo, con un Nahuel Guzmán ya vencido.

Newell's fue superior de principio a fin porque monopolizó la pelota, tuvo paciencia para jugarla por abajo y llegó con claridad, pero sus delanteros no estuvieron precisos, como en ese taco de Scocco a Rodríguez en el comienzo del complemento, que el mediocampista remató suave, a las manos de Migliore.

Así, los conducidos por Gerardo Martino eran superiores en toda la cancha menos en el arco de enfrente, hasta que a los 36 Leonel Vangioni remató desde fuera del área -un gran recurso que pocos equipos argentinos utilizan-, la pelota rebotó en el brazo izquierdo de Masuero y Pitana, que estaba muy cerca, marcó el penal que Scocco transformó en gol.

Luego llegaron las protestas de todo San Lorenzo, que su técnico Caruso Lombardi repitió después del partido.

El encuentro tuvo una definición extraña y polémica por donde se lo mire y San Lorenzo casi lo empata cuando se había quedado con diez (justa expulsión de Masuero) cuando en la última jugada el arquero local Guzmán quiso gozar al rival y le tiró un sombrero al ingresado Julio Furch, quien le adivinó la intención y metió un cabezazo que pasó muy cerca del poste derecho.

En la próxima jornada, Newell's visitará a Colón en Santa Fe y San Lorenzo será local contra Vélez Sarsfield, un clásico de estos tiempos, sin público visitante.

Dejá tu comentario