Por salvar una jugada, metió un brillante triple en contra

Deportes

Muchas veces se dice que, además de un gran equipo, el campeón también necesita de la suerte. En el básquet universitario de EEUU, Keving Young fue el protagonista de la jugada con menos fortuna de la fecha.

Tras un ataque rival, el jugador de Kentucky quiso evitar que la pelota salga del campo de juego, pero la fuerza empleada hizo que terminara convirtiendo un tremendo triple en contra.

Su cara de ingenuidad demostraba la mala suerte, porque jugadas como esas se dan una vez en mucho tiempo. Ahora le tocó a Young.

Dejá tu comentario