1 de enero 2001 - 00:00

Racing, en un año gerenciado

Racing, en un año gerenciado
La vida institucional de Racing comenzará hoy la etapa del gerenciamiento, situación en la que ingresó el viernes cuando la Justicia entregó la administración de la entidad al publicista Fernando Marín, a cargo de la empresa Blanquiceleste Sociedad Anónima.

Sin embargo, el dirigente Miguel D'Aquila, quien presentó una propuesta para gerenciar la entidad pero que fue desestimada por el juez Enrique Gorostegui, a cargo de la quiebra del club, iniciaría hoy una demanda judicial para impugnar la privatización.

El gerenciamiento de Racing se concretó el viernes, poco después de las 18 y luego de una reunión realizada en La Plata. Al término, el abogado Luis Cambra, asesor de Gorostegui, justificó la elección de la propuesta de Blanqui-celeste como «la menos mala» de las tres que se presentaron pero que es «la única solución» para levantar la quiebra. La decisión fue tomada por el juez Gorostegui, que está a cargo de la quiebra judicial que pesa sobre Racing, quien falló a favor de la firma representada por el publicista Fernando Marín postergando las ofertas realizadas por Clavesol SA y Racing 2000 (ambas en conjunto) y por La Academia SA.

La firma del convenio con Blanquiceleste tiene una extensión de nueve años y establece, entre otros puntos, la caducidad de todos los contratos firmados con concesionarios o prestadores de servicios que el club tenía firmados con antelación.

Blanquiceleste asumirá hoy la conducción de Racing y la prime-ra decisión de Marín será despedir a la dupla técnica Oscar López-Oscar Cavallero, que dirigió al equipo de primera división racinguista en el último tramo del torneo Apertura. Los nombres de los posibles reemplazantes de López y Cavallero están en danza: desde Alfio Basile, quien no tiene intenciones de regresar hasta que Racing «esté ordenado», hasta Angel Cappa, que coincide con el gusto futbolístico de Marín aunque tiene como contra su estrecha relación con el ex presidente Daniel Lalín. Otros candidatos son Mario Gómez, que desde su alejamiento de Mallorca de España no volvió a dirigir, y Héctor Veira, quien está a cargo de Lanús y en 2000 generó un foco de conflicto entre el interventor García Cuerva y la ex síndico Liliana Ripoll, quien postuló al «Bambino» y no pudo imponerlo.

Dejá tu comentario

Te puede interesar