Running: corrió la mítica Maratón de Boston en la pista de atletismo de Lomas de Zamora

Deportes

Leonardo "Colo" Mourglia realizó los 42,195 kilómetros dando vueltas de 400 metros. En diálogo con Ámbito contó su experiencia, cómo fue la logística y compartió recomendaciones para los que se animen al desafío.

Correr una maratón no es algo de todos los días y menos si se realiza de manera virtual, con las dificultades logísticas que ello implica. El pasado viernes el periodista Leonardo “Colo” Mourglia, quien se autodefine “activista del running”, logró completar los míticos 42k de Boston, cubriendo la distancia de manera integra dentro de la pista de atletismo del Parque de Lomas de Zamora.

“La experiencia no es comparable a ninguna otra maratón, claramente falta todo el contexto que rodea a una carrera. Correr, sea 42, 21 o 10 kilómetros es mucho más que cubrir la distancia. Es participar de todo un evento que comienza con la entrega de kits, con la expo y que el día de la carrera tiene condimentos que tienen que ver con la música del lugar, el público y el hecho de estar con otros corredores compartiendo un recorrido, lo que hace que todo sea diferente”, explicó Mourglia en diálogo con Ámbito.

Todo lo que rodea a una carrera tradicional no acompañó a Mourglia durante el recorrido. Sin embargo, el formato que cada vez se hace más popular tiene un costado muy positivo: “Es una manera de ir pasando este tiempo que nos toca vivir de la forma más amigable posible, dentro de las herramientas que tenemos creo que es interesante. Si bien no es lo mismo, es mucho mejor que no hacer, o correr, nada”.

Para encarar los 42,195 kilómetros es fundamental tener la logística bien aceitada. Además de la ropa técnica, la planificación de lo que vamos a ingerir durante el recorrido y la correcta hidratación es clave para el éxito.

Mourglia 2
Algunas de las personas que lo acompañaron, celebrando el éxito en la prueba.

Algunas de las personas que lo acompañaron, celebrando el éxito en la prueba.

“Nosotros cuando corremos carreras normalmente organizamos nuestra comida, geles generalmente, pero dejamos librada la parte de hidratación a la organización porque sabemos que hay puestos cada 2, 3 o 5 kilómetros como mucho. Acá no hay nada de eso, entonces la gran diferencia está en este punto”, detalla quien completó el full Ironman en 9 ocasiones: “Una carrera de 5k podemos hacerla sin tomar nada, una de 10k se empieza a complicar, una de 21k es prácticamente un suicidio y ni hablar un 42k. Por eso es clave diagramar antes todo lo que tiene que ver con la hidratación, armarlo, hacer una logística y pensarlo muy bien para que el día de la carrera no falle”.

En este marco, Mourglia dio las claves para poder organizar la prueba de manera óptima. “Es fundamental tener gente que te pueda apoyar, y ahí tenemos dos posibles formas de dividir el circuito: por un lado podemos hacer una carrera punto a punto donde la logística va a ser un poco más complicada, o más elaborada al menos, y requiere que una persona te vaya ayudando con una bicicleta o bien que te espere en una ubicación determinada para asistirte, supongamos, cada 5 kilómetros. La otra es como hice yo, en un circuito de vueltas cortas, que pueden variar sus distancias, pero no deberían ser de más de 5 kilómetros, porque más de eso sería mucho tiempo de espera para un puesto de abastecimiento. Las vueltas (él las hizo de 400 metros) pueden ser de 1, 2 o 3 kilómetros, con la o las personas que te asistan ubicadas en un lugar fijo, con la hidratación, la alimentación o lo que quieran darte para tu carrera”.

¿Cómo se prepara una maratón virtual durante una pandemia?

Correr un maratón por tu cuenta sin una organización que se encargue de la logística es todo un desafío. Sin embargo, el verdadero reto arranca por lo menos tres meses antes, cuando se empieza a preparar la carrera en un contexto de pandemia, donde las herramientas disponibles para poder entrenar de manera óptima van variando, dependiendo de curvas y políticas de salud pública.

“Lo más difícil fue la incertidumbre. La mayor parte del entrenamiento lo hice adentro de mi casa. Normalmente una carrera de 42 kilómetros se prepara en 16 semanas, de las cuales las primeras 13 las hice corriendo en cinta, que no es lo mismo que correr afuera ya que el gesto técnico y los músculos que se trabajan son otros. Esta variante sirve, pero no es suficiente”, señaló Mourglia.

Una vez que liberaron la actividad, las sensaciones distaron de ser las mejores: “Cuando después de estar 5 meses adentro de casa pude salir acá en el conurbano (Lomas de Zamora), las primeras prácticas fueron de terror. Fue muy difícil y pensé que no iba a poder. Tuve tres semanas solamente de adaptación y en ese tiempo me pude acomodar de una forma más o menos digna para terminar los 42k, pero claramente hay que complementar con lo que es correr en suelo firme”.

https://twitter.com/Mourglia/status/1305668570345426944

Su próximo desafío será la maratón virtual de Nueva York, la cual se celebrará del 17 de octubre al 1 de noviembre. Por el momento, el “Colo” no definió si repetirá la experiencia en pista o si optará por trazar una ruta por la calle, situación que le resulta atractiva para poder vivir una experiencia diferente y tener un parámetro para comparar virtudes y deficiencias de una y otra.

“La maratón de Nueva York se me viene encima y tengo muchas ganas de correrla. Quede bastante motivado después de esta experiencia. No voy a cambiar mucho más que el entrenamiento, que no fue el óptimo para Boston. No pude hacer para nada lo que quería y espero poder cumplirlo en la próxima. Esto tiene que ver con poder entrenar afuera básicamente y tener un mínimo de kilometraje acumulado que me permita terminar la carrera de mejor forma. En la del pasado viernes sufrí bastante los últimos kilómetros por esa falta de asfalto en los entrenamientos previos y espero que esto cambie”, relató el comunicador santafesino.

Carreras virtuales, una zanahoria para todo tipo de runners

Las carreras virtuales existen desde hace mucho tiempo. Sin embargo, con la pandemia de coronavirus Covid-19 la oferta creció y los runners comenzaron a verlas con otros ojos, ante la falta de motivación por la suspensión de las tradicionales.

✅ Misión cumplida: #bostonmarathon adentro. Todo el recorrido dando vueltas en la pista de atletismo del Parque de Lomas de Zamora.⠀ Mí 12va carrera virtual desde que empezó esta pandemia. La primera de 42k, pero seguramente NO LA ÚLTIMA. Esto fue solo un punto de partida en una nueva etapa.⠀ Hoy sentí la falta de entrenamitos de fondo en suelo firme, especialmente en la segunda mitad de la carrera. Fueron solo 3 semanas de salir a entrenar, e hicimos lo que pudimos. Siempre con entereza.⠀ Tengo muy en claro que mí paso por esta etapa de la humanidad no va a ser con los brazos (ni las piernas) caídas.⠀ Hubo que reinventarse. Pero jamás en todo este tiempo deje de entrenar. Yo de esta no salgo derrotado, y mucho menos sin pelearla. #FinishStrong Gracias a todos los que hoy hicieron el aguante. En el Parque y en las redes. En unas semanas más de vienen nuevas carreras, incluyendo 3 de 21k y otra de 42k. Total, ahora sí ya estoy fondeado ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀#corredornómada #finishstrong#bostonmarathon #correconmigo #instarunnes #adidasrunners #adidasrunnersbsas#runnerscommunity #yoelegicorrer #VitalityArgentina #ImportaQueHagas

“Esta modalidad es para todo el mundo. Hay carreras virtuales desde 1 milla (1.600 metros) en adelante. Es interesante para mantenernos motivados mientras esperamos que todo esto termine. Y también es una forma de dejar una huella en nuestra historia personal. Cuando todo esto pase y miremos para atrás, después de los años, podremos decir que hicimos nosotros durante este momento histórico que estamos pasando. Algunos dirán ‘bueno, no hice nada, me quedé mirando el techo durante 6 u 8 meses’. Otros podrán contar que pintaron su casa o estudiaron. Nosotros contaremos que corrimos carreras, hicimos una maratón, una de 10k o lo que sea”, cerró Mourglia.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario