Tres barras de Quilmes se fugaron del hospital

Deportes

Tres barrabravas de Quilmes que estaban internados en el hospital Iriarte de esa localidad bonaerense se fugaron durante la madrugada para evitar ser detenidos por la Policía, por haber participado de la gresca dentro del estadio "cervecero" antes del partido frente a All Boys.

Así lo confirmó el director del centro asistencial Gustavo Wahnschaffe, quien detalló que otras cuatro personas permanecen internadas con custodia policial.

"Tenemos un paciente internado y esposado", explicó Wahnschaffe, en declaraciones al programa Sportia, del canal deportivo TyC Sports.

Mientras tanto, el Aprevide espera el informe de la Policía bonaerense para comenzar a evaluar las sanciones que les corresponden al club, al que seguramente le suspenderán la localía o la concurrencia de público.

El lunes, antes del duelo frente al conjunto de Floresta, dos facciones disidentes de la barra brava de Quilmes, que comenzaron en la periferia de la cancha, pero luego se trasladaron a la tribuna popular, ante la vista de todos los presentes, donde varios individuos arremetieron con trompadas, patadas y puñaladas contra un simpatizante que quedó tendido sobre una de las gradas.

La violencia entre ambos bandos -el denominado "banda de Dedo (Osvaldo Becerra)" contra la "banda de Ramiro (Bustamante)"- recrudeció en las últimas semanas a partir de la disputa por el reparto de dinero y entradas del club.

Fuentes de la Policía bonaerense indicaron a Noticias Argentinas que el saldo fue de al menos de diez heridos, dos de los cuales estarían en grave estado.

Quien presenta el cuadro más grave es Mario Becerra, hijo del líder del grupo disidente, quien fue apuñalado en la zona intercostal. Los heridos, dos de ellos policías, fueron trasladados al hospital Isidoro Iriarte, de Quilmes.

El vicegobernador de la Provincia de Buenos Aires, Gabriel Mariotto, se refirió este martes a los hechos ocurridos en Quilmes y explicó que se está trabajando en un proyecto para crear una unidad fiscal especializada en los delitos que se vinculan con las barras.

"Las barras tienen una importancia tan grave en la seguridad de toda la ciudadanía, que tienen que actuar fiscalías especializadas", sostuvo en declaraciones a Radio Continental.

Además, para el vicegobernador, es muy difícil realizar trabajos de inteligencia en dichos grupos violentos para evitar y prevenir los episodios.

"No se puede hacer inteligencia interna. La Justicia tiene que actuar con celeridad", concluyó.

Dejá tu comentario