19 de julio 2014 - 23:07

Un sólido Mayer se metió en la final

El correntino derrotó al alemán Kohlschreiber por 7-5 y 6-4.
El correntino derrotó al alemán Kohlschreiber por 7-5 y 6-4.
El correntino Leonardo Mayer ratificó que atraviesa un muy buen momento al instalarse en la final del ATP 500 de Hamburgo, tras superar en semifinales al local Philipp Kohlschrebier por 7-5 y 6-4 luego de una hora y media de juego. Jugará el partido decisivo ante el español David Ferrer, quien arrasó en la otra semi al local Alexander Zverev por 6-0 y 6-1.

Mayer, ubicado en el puesto 46 del ranking mundial, le ganó por tercera vez en su carrera a Kohlschreiber (26), se instaló por primera vez en su carrera en la final de un ATP 500 y eso le reportará un ascenso de al menos diez puestos en el escalafón masculino.

El "Yacaré" había superado en las rondas previas al alemán Peter Gojowczyk (115), al español Guillermo García López (31), al austríaco Dominic Thiem (55) y al serbio Dusan Lajovic (71).

Y ratificó ante Kohlschreiber que atraviesa un año muy positivo, luego de haber sido finalista en Viña del Mar y llegado a los octavos de final en Wimbledon.

La victoria sobre el teutón fue la tercera consecutiva, ya que también le había ganado en Roland Garros 2012 y Kitzbühel 2013.
El encuentro de esta jornada, si bien fue sumamente parejo, se definió por un par de quiebres y prevaleció la potencia del correntino, con su derecha y también con el servicio, al punto de que redondeó una alta efectividad del 79 por ciento de puntos ganados cada vez que conectó su primer saque.

En el primer set, Mayer se adelantó con un quiebre (2-0) y dominó bien plantado en el fondo, ante un tenista de muy buena mano como el alemán, que además ganó cinco títulos ATP y lo supera en experiencia en este tipo de definiciones.

El correntino cedió su servicio con un par de dobles faltas y por eso necesitó otro quiebre (7-5) para llevarse el parcial luego de 49 minutos.

En el segundo set, el "Yacaré" sacó casi a la perfección y se puso 4-1 rápido, con un quiebre (3-1) sobre un rival a esta altura algo errático y con problemas de movilidad por un dolor en el tobillo derecho.

Sin embargo, la ansiedad le jugó una mala pasada a Mayer y cometió muchos errores no forzados que le permitieron al local igualar el partido en cuatro.

En ese momento, Mayer volvió a sacar muy bien, conectó casi todos los primeros servicios y logró una ventaja de 5-4, que luego se transformó en victoria por 6-4, tras quebrar al alemán con un par de reveses paralelos impecables.

El torneo de Hamburgo, que reparte premios por 1.322.150 euros, tiene como máximo favorito al título al español Ferrer, mientras que ya fueron eliminados el campeón defensor y el finalista del año pasado, el italiano Fabio Fognini (15), y el argentino Federico Delbonis (36), respectivamente.

El certamen tuvo a lo largo de su historia tres campeones argentinos: Guillermo Vilas en 1978, Guillermo Coria en 2003 y Juan Mónaco en 2012.

Dejá tu comentario

Te puede interesar