Unión dejó a Argentinos al borde del abismo

Deportes

Argentinos Juniors fue vapuleado este viernes como visitante frente a Unión de Santa Fe por 4-0, en un encuentro correspondiente a la fecha 14 de la Zona 2 de torneo de Transición, y quedó en completa soledad en la última ubicación de la zona del descenso.

Los goles del enfrentamiento los marcaron Nelson Acevedo (27m. PT), Mauricio Martínez (43m. PT), Claudio Riaño (39m. ST) e Ignacio Malcorra (45m. ST).

De esta manera, el "Bicho" continúa último en la tabla de posiciones, con ocho puntos, y se hundió en la zona de descenso, mientras aguarda por el resultado de Sarmiento de Junín (lunes vs. Patronato de Paraná), rival directo en la lucha por quedarse. A su vez, el "Tatengue" arribó a las 20 unidades.




El éxito del equipo conducido por Leonardo Madelón se basó principalmente en el oportunismo de golpear en los momentos indicados y luego sostuvo lo conseguido, con un excelente orden y paciencia.

El elenco santafesino apretó bien en el mediocampo, con el doble cinco compuesto por Mauricio Martínez y Nelson Acevedo, y armó un buen juego hacia el arco de enfrente. De hecho, basado en ese fundamento, contó con una salida limpia y eficaz, ante una clara falta de presión por los volantes rivales.

Sin embargo, el camino consiguió abrirlo a través de la pelota parada, cuando Acevedo tomó un rebote afuera del área y estampó el 1-0 tras un excelente remate desde media distancia.

Y la fórmula se repitió a los 43 minutos, en el instante que Martínez anticipó a la defensa y metió un gran cabezazo para dejar el 2-0 de cara al entretiempo.




El entrenador del conjunto de La Paternal buscó la reacción de sus dirigidos con las entradas de Emilio Zelaya y Luciano Cabral, que apenas ingresó se perdió una posibilidad inmejorable en absoluta soledad.

La desventaja lo empujó a buscar el descuento, que no apareció porque el arquero Nereo Fernández respondió cada vez que lo exigieron, aunque poco a poco se apagó.

Por ende, Unión utilizó el tiempo y la desesperación rival para explotar al máximo los espacios que quedaron en el fondo y lo lastimó por duplicado con una aparición de Claudio Riaño, a los 39., y otra de Ignacio Malcorra, a los 45.

Quizás terminó siendo una diferencia algo exagerada pero que no hizo más que reflejar dos estados de ánimo contrapuestos entre un local que procuró otorgarle una alegría a un estadio con pocos claros en desmedro de un Argentinos que en el día de la fecha dio un inmenso salto al abismo.

Dejá tu comentario