2 de diciembre 2015 - 19:25

Viudas de atletas asesinados en Munich 72 revelan torturas y abusos

Un afiche de la época que mostraba los rostros de los 11 atletas israelíes asesinados durante los Juegos Olímpicos Munich 1972.
Un afiche de la época que mostraba los rostros de los 11 atletas israelíes asesinados durante los Juegos Olímpicos Munich 1972.
Los once atletas israelíes asesinados por un comando terrorista palestino durante los Juegos Olímpicos de Munich 72 fueron golpeados y torturados previamente, según le revelaron al diario The New York Times las viudas de dos de los once atletas asesinados, uno de los cuales, incluso, fue castrado.

Ankie Spitzer, viuda del entrenador de esgrima Andre Spitzer, e Ilana Romano, viuda del pesista Yossef Romano, relataron los maltratos que los atletas sufrieron antes de ser asesinados en plena villa olímpica.

Las fotos de esos maltratos mostraban un escenario tan cruel que nunca fueron mostradas al público, precisa el periódico estadounidense.

En septiembre de 1992, veinte años después de la masacre, los abogados de las viudas informaron haber recibido nuevos documentos y fotos sobre el hecho y Spitzer y Romano pidieron verlos inmediatamente.

Las nueva revelaciones sobre el trágico episodio serán relatadas en un documental intitulado "Munich 1972 y más allá", que será estrenado en 2016.

"Esas fotos eran peores de lo imaginado", declaró Romano, quien contó que su marido intentó confrontar a los terroristas y fue dejado morir frente a los demás e incluso fue castrado, aunque se ignora si antes o después de su asesinato.

"Le cortaron los genitales frente a sus compañeros y abusaron de él. Cuando vi las fotos fue muy doloroso. Hasta ese día recordaba a Yossef como un joven con una gran sonrisa, recordaba sus hoyuelos, pero ese momento borró todo lo que conocía de él", manifestó Romano.

A su vez, Ankie Spitzer afirmó que "los terroristas sostuvieron siempre que no entraron en acción para matar sino que sólo querían liberar a sus compañeros de las prisiones en Israel".

"Sin embargo, esto no es cierto. Fueron a masacrar a las personas", agregó la viuda del entrenador de esgrima. Luego de años de presiones de parte de las familias de las víctimas, el Comité Olímpico Internacional (COI), a través de su nuevo presidente, el alemán Thomas Bach, aceptó ayudar para financiar un memorial permanente en Munich.

Además, existe un plan para recordar a todos los atletas ya fallecidos en los Juegos Olímpicos de Río 2016, que se llevará a cabo del 5 al 21 de agosto.

Igualmente, Romano y Spitzer insisten en que las víctimas de Munich 72 merecen un recordatorio especial y sostienen que su muertes fueron el resultado de un mal sin precedentes.

A pesar del ataque registrado el 5 de septiembre, los Juegos Olímpicos Munich 72 se terminaron de desarrollar con normalidad tras ser suspendidos por sólo 24 horas y pese a que algunos atletas abandonaron la villa olímpica.

El grupo terrorista "Septiembre Negro", facción de la Organización para la Liberación de Palestina, irrumpió en la villa olímpica y tomó como rehenes a dos atletas israelíes tras haber asesinado en primera instancia a otros dos.

Cinco de los ocho terroristas murieron durante el fallido intento de rescate de los rehenes por parte de la policía alemana, cuando además falleció un agente.

Los tres terroristas que sobrevivieron fueron arrestados, pero resultaron liberados 53 días más tarde a través del secuestro de un avión en el que eran trasladados.

Dejá tu comentario

Te puede interesar