"A los concesionarios de trenes hay que vigilarlos"

Economía

El presidente Néstor Kirchner aseguró hoy que a las empresas concesionarias de trenes "hay que tenerlas cortitas" y ratificó que el Gobierno pretende reconstruir el servicio ferroviario en todo el país, aunque aclaró que fue destruido por décadas y su situación "no se puede resolver en dos minutos".

"A los concesionarios de trenes -se lo digo permanentemente a (el secretario de Transporte, Ricardo) Jaime- hay que tenerlos cortos, con toda la inversión que les estamos llevando. Cortitos, tienen que hacer las cosas como corresponde", dijo el mandatario al presentar el plan para electrificar un nuevo tramo del ex Ferrocarril Roca, durante un acto en Casa de Gobierno.

Kirchner elogió el "esfuerzo de los trabajadores ferroviarios" para mantener en pie los servicios, e insistió en que las empresas "están trabajando con elementos que a veces no son los mejores, pero tienen la obligación de mejorar el sistema, lo deben hacer y paulatinamente ir dando un mejor servicio a los usuarios".

El presidente recordó que "en su momento dejamos sin efecto una concesión" -la del Metropolitano, que administraba Sergio Taselli- y advirtió que "no tenemos problemas en dejar sin efecto todas las concesiones que sean necesarias".

La advertencia cobra especial relevancia luego de los incidentes registrados dos semanas atrás en la estación Haedo del ex Ferrocarril Sarmiento, donde un retraso de varias horas en uno de los servicios suburbanos derivó en el incendio de vagones y parte de la estación por parte de los usuarios.

"Uno de los procesos de vaciamiento que vivió la Argentina fue la destrucción de los ferrocarriles", aseguró el jefe de Estado, y admitió que es un servicio "de los más discutidos" debido "al proceso de desinversión, desnacionalización y prácticamente remate de la década del noventa".

También señaló que uno de los objetivos del Gobierno es "unir toda la Argentina por vía ferroviaria y con otras naciones de América latina", pero aclaró que "no podemos hacer magia ni tener actitudes de Mandrake" para alcanzar ese objetivo "en dos minutos, dos meses, dos años o con ataques de histeria".

El acto de hoy había sido convocado para anunciar oficialmente la electrificación del tramo Plaza Constitución-Berazategui-La Plata del ex Roca, que demandará una inversión de 491,3 millones de pesos, y que estará terminado para septiembre de 2007.

Para el gobernador bonaerense Felipe Solá, la inversión prevista para el tramo es "una de las más rentables desde el punto de vista económico y social", y generará "un aumento de eficiencia, seguridad y respeto a los usuarios", así como "una mejora a la visión económica de la Argentina futura".

A su turno, el secretario de Transporte, Ricardo Jaime, explicó que las obras permitirán reducir el tiempo de viaje a 52 minutos para cubrir el trayecto entre Plaza Constitución y La Plata, y recortar la polución ambiental y sonora.

Jaime añadió que el proyecto se enmarca en la política de Estado de recuperación del sistema ferroviario de pasajeros, y recordó que entre 1993 y 2003 se habían invertido en todos los ramales ferroviarios aproximadamente 700 millones de pesos, cifra que ya se superó entre 2004 y 2005.

Las obras incluyen la instalación del sistema aéreo de alimentación de energía eléctrica (Catenaria) para ambas vías principales; la subestación de tracción ubicada en las cercanías de la estación Villa España; y los sistemas de señalamiento automático con doble cobertura y de detención automática "ATS".

También está prevista la instalación de barreras automáticas, una nueva red de telecomunicaciones, elevación de andenes, construcción de refugios y cerramientos, accesibilidad al medio físico e iluminación.

El acto contó con la presencia de los intendentes de La Plata, Julio Alak; de Florencio Varela, Julio Pereyra; los ministros de Planificación; Julio De Vido; de Interior, Aníbal Fernández; y el secretario Legal y Técnico, Carlos Zannini; así como representantes gremiales y empresarios.

Dejá tu comentario