Aconsejan el bono más corto para el canje ley local

Economía

Los asesores de inversión están recomendando a quienes tienen bonos argentinos emitidos bajo ley local que ingresen al canje antes del 1° de septiembre, para poder aprovechar lo que se considera “período de aceptación temprana”, es decir, un beneficio en materia de reconocimiento de intereses corridos. Además, muchos de los principales brokers están aconsejando a los bonistas que quieren canjear sus tenencias por instrumentos en dólares que tomen el tramo más cercano posible.

“La opción más conveniente y con mayor upside es la más corta”, indicó el analista de Invertir en Bolsa (IEB) Federico Broggi, en un documento audiovisual. A quienes tienen Letes, Bonar 2020, Bonar 2024 o Bonar 2023 IEB les recomienda optar por el bono con vencimiento en 2030.

A quienes tienen un Bonar 2025 o Bonar 2037 IEB les aconseja optar por un título con finalización en 2035 (ya que no tienen la opción de 2030) y para los bonistas con tenencias del bono Discount se los exhorta a tomar el instrumento 2038 (ya que no tienen la chance de 2030 y 2035). En el documento tan solo se recomienda el bono 2041 a quienes tienen un bono PAR 2038, ya que la oferta oficial no les da otra alternativa.

Desde Grupo SBS también creen que la mejor opción, si se estima que la tasa de salida de la deuda argentina estará entre el 10% y 12%, es canjear por los bonos con finalización más cercana: “Solo si los rendimientos de Argentina comprimen por debajo del 8% conviene optar por la parte más larga”, señaló Adrián Yarde Buller, economista jefe de la firma, en un webinar.

Respecto de las posibilidades de arbitraje para quienes tienen bonos de legislación local, Yarde Buller señaló: “Una posibilidad atractiva para quien tiene un Bonar 2024 es pasarse a un Global largo y luego ir al bono de 2035 vía ley extranjera”.

En tanto, si bien en los últimos meses los bonos en pesos ajustados por CER se convirtieron en la estrella del mercado, por el enorme atractivo que generaron entre los inversores, tanto en IEB como en SBS señalaron que las opciones para quedarse en dólares lucen más interesantes: “Para que tenga sentido quedarse en pesos tiene que caer el tipo de cambio contado con liquidación en forma consistente. Por una cuestión de asimetría de riesgos, hoy priorizamos un poquito más la opción dólares, aunque las dos tienen valor”, aclaró Cristian Brau, de SBS.

El atractivo de los bonos en pesos no es el interés que devengan, sino que ajustan su capital por inflación. Sumado al ajuste de capital pagan una tasa de interés de 2% y 2,25% para el más corto (2026) y el más largo (2028), respectivamente.

Si bien el incentivo para que los inversores se posicionen en títulos en pesos es que no tienen quita de capital, Yarde Buller explicó: “Si optás por pesos, por cada 100 dólares el Gobierno te va a dar 7269,5% más interés. Hay una quita implícita al tomar el dólar oficial”.

Más allá de esto, en los últimos días muchos inversores con bonos en pesos se pasaron al Bonar 2020 o al 2024 para poder acceder a los Boncer 2026 y 2028 una vez que se realice el canje. En este caso puntual, es decir, quien tiene un Boncer corto y quiere uno más largo, el arbitraje en favor de 2026 y de 2028 sí parece seguir resultando atractivo. Sin embargo, Broggi sostuvo que tiene más sentido hacerlo vía bono dual que a través de los Bonar. Cabe señalar, este último (también conocido como AF20) tan sólo tiene la opción de ser canjeado por un Boncer 2026.

En cuanto a los beneficios de ingresar temprano al canje, la oferta que el Gobierno envió a los acreedores de bonos emitidos bajo legislación argentina contempla, además de los bonos a canjear, un instrumento con vencimiento en 2029 que devengará intereses al 1% y tendrá amortizaciones parciales. Como explica un documento de Rava Bursátil, “este instrumento servirá para pagar los intereses devengados desde el último pago del bono que posean hasta el 6 de abril del 2020 o al 4 de septiembre del 2020, dependiendo cuándo acepten la oferta”. A quienes ingresen entre el 2 y el 15 de septiembre solo se les reconocerán intereses hasta el día en que Argentina defaulteó esta parte de la deuda y no hasta el período actual.

Juan Pablo Álvarez

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario