Ahora, a la espera del FOMC y del CPI

Economía

Casi se podría decir que volvimos al patrón de los últimos tiempos por el cual vemos una apertura alcista que se agota pasado mediodía. Esta vez le fue algo peor al Dow que a los otros dos grandes índices bursátiles, los cuales merced a la necesidad de cubrir posiciones por quienes se habían vendido en descubierto a la apertura, se puede decir que quedaron sin cambios (en realidad, el NASDAQ perdió 0,1% y el S&P 500 ganó 0,08%). Responsable de esta diferencia fue sin duda el Laboratorio Merck, muy golpeado por los problemas legales que le está suscitando su producto Vioxx. Para explicar el arranque alcista, la mayor parte de los analistas se apuntaló en la decisión de la OPEC de no recortar la producción de crudo y algunas buenas noticias por el lado corporativo. Para explicar la merma se apuntó a la idea de los temores que despierta lo que pueda llegar a decir/decidir el Comité Abierto de la Reserva Federal (FOMC) en su reunión de hoy. Para los más experimentados lo que hay que seguir es el dato de la inflación minorista -CPI- que conoceremos el jueves. Hay también quien puso el dedo acusador en la nueva suba del petróleo, a u$s 61,30 por barril, pero la fortaleza que mostró ayer el sector minorista da por tierra con este argumento. En la vereda de enfrente, y a pesar de que la tasa prácticamente no tuvo cambios (la de 10 años trepó a 4,555% anual), los papeles del sector financiero se llevaron la corona perdedora. Desde ya que no podemos terminar sin hacer mención al oro, que luego de un impresionante salto de u$s 14 durante la operatoria asiática se acomodó acotando la suba a tan sólo u$s 1,3, con lo que quedo en u$s 531,5 por onza.

Dejá tu comentario