Aislamiento también redujo el ingreso en 57% de los hogares

Economía

El estudio analizó el impacto en el AMBA y resaltó que la caída es aun mayor en el conurbano.

Las medidas de emergencia sanitaria tomadas para frenar la propagación del coronavirus vienen teniendo un impacto negativo en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), al punto que el 38,8% de los hogares declararon que los ingresos familiares durante el mes de abril se redujeron hasta un 50%, mientras que en el 18,8% de las casas el retroceso habría sido incluso mayor al 50%. A estas cifras -que involucran a un 57,6% de hogares-arribaron desde el Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina en una serie de estudios realizada bajo el tópico: Impacto Social de las Medidas de Aislamiento Obligatorio por Covid-19 en el AMBA.

Asimismo, sólo el 37,1% de los hogares manifiesta que los ingresos no habrían variado, a la vez que un 5,1% declaró haber incrementado los ingresos familiares en el contexto de cuarentena.

La situación es mucho más delicada cuando se posa la lupa sobre el conurbano bonaerense: dentro de los hogares pobres o sin empleo registrado, ni afiliación a la seguridad social, y en aquellos con presencia de niños, se incrementó la proporción de familias que habrían sufrido las reducciones significativas en ingresos.

Otro de los datos que arroja el estudio es que la cuarentena impactó en la vida de los trabajadores; el 8,2% de los ocupados perdió su empleo o no puede realizar su actividad por cuenta propia y el 39,3% está suspendido o dejó de trabajar. También se pudo recoger que el 19,8% de los ocupados no cobró ni tuvo ingresos, el 44,2% vio reducidos sus ingresos y tan solo el 36% pudo disponer de los mismos o más ingresos.

“En mayo de 2020 se observa un deterioro de la situación de los hogares del AMBA en relación a su capacidad para acceder a alimentos. Tanto la inseguridad alimentaria total como la severa han experimentado un incremento, este último indicador que mide las situaciones de privación más extrema lo hizo de manera más intensa pasando de afectar del 5,8% al 8,6% de los hogares del AMBA”, resalta el documento.

La presentación de la UCA, asimismo, estuvo rodeada de críticas, dado que en esta oportunidad el Observatorio no incluyó su tradicional índice de pobreza. Desde la entidad, afirmaron: “Medir la pobreza por ingreso en una semana/mes de cuarentena no es metodológicamente correcto, es muy variable y poco confiable. Como lo hacemos cada año, esperamos brindar nuestras estimaciones de pobreza por ingreso, empleo y pobreza multidimensional en diciembre. Esperamos que así sea. Todo está listo para iniciar los trabajos de entrevista a los hogares en julio o cuando salgamos de la cuarentena. Las mediciones podrán postergarse, pero no cancelarse”.

Dejá tu comentario