El rol de la Argentina en la transición energética

Economía

La importancia de Vaca Muerta, el crecimiento en la producción de gas, la posibilidad de exportar energía y el rol del Estado para generar un crecimiento económico sustentable fueron algunos de los temas abordados.

La penúltima edición del año del ciclo de charlas Ámbito Debate reunió a los principales protagonistas del sector energético. Del primer panel participaron Guillermina Sagasti, gerente de Geociencias y Reservorios de No Convencional de YPF y Gabriela Aguilar, gerente general en Argentina de Excelerate Energy y vicepresidenta para Sudamérica. En el segundo turno, estuvieron Nicolás Malinovsky, director del Observatorio de Energía, Ciencia y Tecnología (OECyT); Aníbal Mellano, director del Instituto del Petróleo y Gas de la UBA; y Martín Bronstein, investigador del Centro de Estudios de Energía, Política y Sociedad (Ceepys).

A continuación, participaron Lucía Pezzarini, licenciada y maestranda en Economía, Coordinadora del Área de Desarrollo Productivo de FUNDAR; Tomás Bril Mascarenhas, doctor en Ciencia Política, Universidad de California-Berkeley, Investigador y Consultor Internacional; y Matías Gutman, economista, especialista en temas de calidad, comercio internacional y desarrollo.

Más tarde, disertaron Alejandra Martínez, Directora de Comunicación de Enel en Argentina; y Gustavo Castagnino, Director de Asuntos Corporativos y Sustentabilidad de Genneia.

En el cierre estuvo Darío Martínez, Secretario de Energía de la Nación (ver página 8).

Al analizar la energía como un factor clave para el desarrollo, Aguilar señaló que “en Argentina, los hidrocarburos son un elemento muy importante; por las reservas que tiene y el valor que tiene Vaca Muerta, lo hace indiscutiblemente un valor agregado. Pero hay una ventana. Mundialmente hay una inclinación a ir hacia las energías renovables, las energías más limpias. Claramente el desafío es poder abordar energías mucho más limpias y Argentina es uno de los países más limpios, porque en su matriz energética tiene un alto consumo de gas natural”.

Sagasti, en tanto, consideró: “Veo al mundo de la energía como un motor para el crecimiento y el desarrollo. Es un enorme generador de empleo. En YPF analizamos que por cada puesto de trabajo que genera la industria de manera directa, hay cinco que se generan de manera indirecta”, señaló.

Una apuesta al petróleo

“Hoy por hoy hay una gran apuesta en el petróleo. YPF está produciendo en torno a 114 mil barriles diarios de petróleo. Creció en un 35% desde el inicio del año. El gas tuvo un crecimiento fenomenal desde la implementación del Plan Gas”, acotó Sagasti.

“Energía, oportunidades y desafíos”, fue el nombre que tuvo el segundo panel. Durante su exposición, los expertos analizaron, la “ventana” de oportunidad que tiene en la transición hacia combustibles limpios y los principales desafíos que conlleva.

“Veo el sector de manera muy optimista. Tenemos mucho para hacer con cabeza propia, tenemos oportunidades para hacer lo que hicimos en 1907, que fue encontrar petróleo y construir una empresa estatal. Con lo cual, tomar eso y 100 años de trayectoria en el desarrollo industrial propio, para producir y proveer al sector del petróleo y energético”, señaló Mellano.

“El estado actual es prometedor. Y entendiéndolo en un contexto mundial donde la energía está tomando un papel fundamental. Se plantea una transición energética, y Argentina cuenta con recursos para transicionar en la matriz que necesite”, consideró Malinovsky.

“Nos encontramos en un proceso de transición energética y el combustible fuente hacia esa transición, es el gas natural. Argentina tiene una de las principales reservas del combustible del futuro”, agregó Bronstein.

Sobre la transición energética, los desafíos que presenta y las necesidades más urgentes que tiene el sector, Alejandra Martínez, contó que “Enel tiene la distribuidora, que es Edesur, y tiene presencia en la generación térmica y la hidroeléctrica El Chocón. La transición energética, el grupo lo lidera a nivel mundial. Por eso nos parece importante que la discusión haya llegado al país. Es un tema fundamental, para combatir al cambio climático”. Por su parte, Castagnino dio detalles acerca de Genneia: “Tenemos 18 proyectos funcionando en Argentina, 15 eólicos que, por la capacidad de vientos que tiene Patagonia, están ubicados en el sur de la provincia de Buenos Aires y en la Patagonia. Y tres proyectos solares en San Juan. En los últimos cuatro años, la empresa invirtió casi u$s1.100 millones en transformar a la compañía, que estaba más basada en los térmico. Pero desde ese lado, trabajamos en ayudar a otras compañías a realizar la transición. Y que todas las compañías atraviesen ese proceso, que es clave.”.

Los desafíos que plantea el camino hacia un desarrollo productivo “verde” y cuál es el rol central que tiene que tomar el Estado, fue el tema central del panel de Lucía Pezzarini, Tomás Bril Mascarenhas y Matías Gutman.

Al explicar, de qué se tratan las políticas de desarrollo productivo verde, Mascarenhas señaló: “e cuanto a política de desarrollo productivo, hubo un primer nuevo cambio de época. Hace más de una década, en el mundo se empieza a pensar la idea de que es muy difícil generar el salto al desarrollo económico, sin que el Estado haga ciertas intervenciones para reorientar las matrices económicas”

Para ir hacia ese tipo de políticas, también es importante ver qué ocurre en otros países. Al respecto, Pezzarini señaló: “Lo que hicimos es ver lo que hacía el mundo. Y en un par de países, como Alemania Estados Unidos y China, que además de producir de manera sustentable, desarrollan un tejido industrial en torno a eso, como la electromovilidad, energías renovables e hidrógeno verde. Y cuando se analizan esas experiencias, se ven que son intensivas en el uso de políticas públicas. Con metas o incentivos en los créditos, por ejemplo. Para desarrollar estos sectores, tiene que estar la política pública por detrás”.

“Creo que la política de desarrollo productiva más moderna trabaja con una lógica público-privada. El horizonte se tiene que trazar en conjunto. Sin que el Estado pierda la visión estratégica de cuál es el horizonte”, acotó por su parte Gutman.

Dejá tu comentario