Moody's piensa en mejorar la calificacion deuda argentina

Economía

Lo aseguró Gabriel Torres, ejecutivo de la firma. También se refirió a las presiones sobre las reservas del BCRA.

En un seminario webinar, el vicepresidente y analista senior de crédito de deuda soberana de Moody’s, Gabriel Torres, afirmó que los controles de cambio nunca han funcionado en Argentina y advirtió que, tarde o temprano, “eso explota”. Además, se refirió a la necesidad una depreciación más abrupta: “La presión va a seguir y sospecho que va a tener que haber una devaluación más fuerte que la que ha habido hasta ahora. No tenemos una fecha, pero la historia muestra que cuanto más se espera es peor”.

En tanto, sostuvo que el Banco Central tiene el desafío de controlar la presión que se ha generado sobre las reservas. “Hemos visto esta historia varias veces: las reservas están bajo presión, hay un dólar artificialmente bajo, hay límites para la compra y la divisa no refleja lo que reflejaría si cotizara libremente. Se corre el riesgo de que se retrase el tipo de cambio y que luego haya un estallido”

Sin embargo, Torres reconoció que en el caso de Argentina la devaluación golpea mucho más fuerte que en el resto de los países. En ese sentido, consignó. “Hay países en los que hay una devaluación fuerte y la gente no se entera en la calle. En Argentina el impacto es directo”.

Pero no todas fueron malas en el análisis de Moody’s Tras haber logrado refinanciar el 99% de la deuda con acreedores privados bajo legislación extranjera, Argentina se encamina a obtener una mejor nota crediticia por parte de la consultora, que es una de las principales calificadoras de riesgo del mundo. Según anticipó, Torres el país podría ser recalificado “en las próximas semanas o meses”.

“Nuestra calificación hoy es Ca con perspectiva negativa. Tenemos 21 posibles escalones y Argentina está en el escalón 20”, explicó el ejecutivo. Y añadió: “En el nivel más bajo de la calificación lo que señalamos no es meramente si puede haber default o no, sino la pérdida esperada. En Ca- la pérdida esperada está entre 35% y 65%. Dado que estamos a punto de terminar el proceso de reestructuración y que se van a emitir los nuevos bonos, tendremos un dato concreto de cuál fue la pérdida para inversores y parece que va a rondar el 45%, con lo cual va a estar cerca de ese rango, pero no va a ser peor. Por tanto, cuando revisemos esto posiblemente observemos que la perspectiva negativa no sea necesaria”.

Respecto del mediano plazo, el economista sostuvo: “Hay una nueva estructura de la deuda y lo que hay que analizar es la capacidad del Gobierno para pagarla. Lo que realmente va a importar son las políticas macroeconómicas. Argentina no va a pagar sus deudas con superávit comercial, sino con acceso a los mercados, como hacen todos los países del mundo. Eso va a requerir confianza”.

En cuanto al ajuste fiscal que el mercado le pide al Estado, indicó: “El Gobierno tomó la decisión de bajar el gasto previsional respecto del que hubiese tenido con la fórmula anterior. Eso es un ahorro, un ajuste. Hay algunas señales de que buscan ajustar. Y en términos de ingresos también las vemos”

Además, el ejecutivo de Moody’s sostuvo que una de las cuestiones más importantes que tiene que encaminar Argentina es generar un mercado de deuda doméstico. “Es necesario que el país pueda financiarse en el ámbito local y en pesos. En otros países se logró cambiar la cultura, pero es algo que tarda muchos años: es un proyecto de generaciones”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario