Argentinos traen más dólares que empresas que inviertan

Economía

Van surgiendo más datos de la economía hoy e indicios de lo que será 2006. El ministro de Economía, Roberto Lavagna, ya prevé para el año próximo más aumentos para estatales y jubilados. En un borrador del Presupuesto, privilegia también la obra pública y no se disponen fondos para atender a bonistas que no ingresaron en el canje de la deuda. Tiene un condimento político: es que poco antes de las elecciones, el 15 de setiembre, el gobierno presentará esta proyección de ingresos y gastos ante el Congreso. Paralelamente ayer se conoció un amplio informe sobre el ingreso de divisas al país. Los argentinos, por primera vez desde la crisis, están trayendo dólares del exterior (o bien retirándolos de cajas de seguridad o del colchón). Lo destacable es que esos dólares superan holgadamente, según las estadísticas oficiales, las inversiones extranjeras directas. Una señal positiva, en un caso, y un síntoma de que aún no se despierta confianza para colocaciones de largo plazo, en el otro.

Durante el segundo trimestre ingresaron u$s 434 millones de extranjeros, de los cuales sólo u$s 292 millones fueron inversiones directas y u$s 142 millones se destinaron a inversiones de cartera (títulos y acciones). Los datos se desprenden del balance cambiario elaborado por el Banco Central.

En relación con el movimiento de capitales de parte de inversores locales, surge que los argentinos por primera vez desde la devaluación dejaron de fugar divisas. Entre abril y junio ingresaron u$s 386 millones netos. «Esto se explicó en parte por las repatriaciones de divisas de las agencias bursátiles por u$s 400 millones y las ventas realizadas para cubrir las necesidades de pesos para afrontar vencimientos impositivos por parte de empresas locales», dice el Central, dirigido por Martín Redrado. También se dio el fenómeno por el dólar fijo y emprendimientos en construcción.

• Controles

Frente a estos datos resulta claro que la implementación de mayores controles al ingreso de capitales y las medidas tendientes a incentivar la demanda de divisas, todo ello para frenar los flujos de dólares al mercado local, tuvieron limitado impacto.

En el primer semestre del año, ante las inversiones de cartera de no residentes y repatriación de capitales argentinos, entraron al país unos u$s 1.000 millones.

Cabe recordar que el segundo trimestre es estacionalmente elevado en términos de ingreso de divisas por las ventas de la cosecha gruesa, a lo que se agregó la necesidad de financiar el pago de vencimientos impositivos.

Estos son los puntos más relevantes del flujo de dólares entre abril y junio.

Los pagos netos del sector público y del Central con los organismos internacionales totalizaron unos u$s 1.390 millones, explicados básicamente por desembolsos al Fondo Monetario por u$s 1.123 millones.

Las operaciones de los bancos con sus clientes en el mercado local registraron un superávit récord de u$s 3.457 millones. Frente a un año atrás, el excedente cambiario fue superior en u$s 1.000 millones (40%). Estos efectos fueron sólo parcialmente contrarrestados con las mayores compras de divisas del Tesoro nacional (que totalizaron u$s 1.545 millones en el trimestre) y los mayores pagos de importaciones.

Si se consideran exclusivamente las operaciones del sector privado, el excedente trimestral superó los u$s 5.000 millones, acumulando un excedente de u$s 7.700 millones en el primer semestre del año.

• En línea con el incremento en el nivel de actividad y en los flujos comerciales, los volúmenes operados registraron en el trimestre un nuevo récord, acumulando un total de u$s 50.976 millones.
También las compras trimestrales del Central por u$s 3.626 millones constituyeron un máximo histórico.

• La cuenta corriente registró un superávit de u$s 3.591 millones (7,4% del PBI), u$s 390 millones (10%) inferior al excedente observado en el segundo trimestre de 2004 (u$s 3.982 millones).
Esta caída obedeció básicamente al pago de intereses y comisiones de la deuda pública reestructurada por un total de u$s 695 millones.

Los cobros de exportaciones de bienes registraron el máximo nivel con un total de u$s 10.963 millones, creciendo 20% en forma interanual. Por su parte, los pagos por importaciones de bienes también alcanzaron un nuevo récord, u$s 6.159 millones, monto 40% superior al registrado en el mismo período de 2004.

• Por su parte, la cuenta capital y financiera registró un menor déficit de u$s 658 millones. Este resultado reflejó la baja propensión a invertir en activos externos por parte de residentes, y los ingresos por inversiones de corto plazo de no residentes, canalizados, en buena parte, a través de la operatoria de repatriación de fondos de los agentes de bolsa. Sin embargo, estos ingresos de la cuenta capital y financiera fueron más que compensados por los pagos netos de deuda externa.

• El incremento trimestral total de las reservas internacionales del Central de u$s 2.713 millones fue el máximo registrado desde el cuarto trimestre de 1999.

Dejá tu comentario