Aumentarían 20% (hasta $ 360) y extienden seguro de desempleo

Economía

El gobierno anunciará en las próximas horas la suba del seguro de desempleo. Será, según dijo el ministro Tomada, producto del incremento de la recaudación. Pero al mismo tiempo se aumentan impuestos a empresas al subir tope para el pago de aportes. Conclusión: se incentiva el empleo en negro y cada vez es más caro para una empresa contratar profesionales, que son los que perciben sueldos más altos. Todo a contramano de la delicada situación laboral que vive el país.

El Ministerio de Trabajo a cargo de Carlos Tomada está estudiando un aumento de aproximadamente 20% en el beneficio del seguro de desempleo, y la flexibilización del régimen actual de modo de extender su aplicación a más desocupados.

La mayor recaudación tributaria permitiría mejorar el nivel de las prestaciones en 20%, de forma tal que el mínimo pasaría de $ 150 a $ 180 y el máximo de $ 300 a $ 360.

Así, la cartera laboral lograría diferenciar la prestación del seguro de desempleo de los beneficios de los planes sociales.

Además de aumentar el monto de la prestación, el proyecto en estudio plantea la extensión de la aplicación de esta cobertura a más desocupados.
Para ello se reducirá el requisito de meses de aportes, que hoy, por ejemplo, para un trabajador permanente o con finalización natural del contrato es de 12 meses de los últimos 3 años anteriores a la terminación de la relación laboral.

También se intentaría eliminar algunas incompatibilidades a la hora del otorgamiento del beneficio, como en el caso de un desocupado que sea docente part-time y queda fuera del régimen.

Según apuntó un funcionario de la cartera laboral, «los números dan, es decir, están las partidas presupuestarias como para aplicar un aumento de 20% en el seguro».

El nuevo régimen apunta a una menor exigencia a la hora de otorgar este beneficio y permitir que cualquier trabajador lo pueda percibir.

No se ampliarían los plazos del beneficio, que seguirían siendo de entre 4 y 12 cuotas mensuales según el número de meses cotizados a la seguridad social.

Actualmente, el trabajador desempleado debe haber cotizado al Fondo Nacional de Empleo durante un período mínimo continuo o discontinuo de:

. doce meses de los últimos 3 años anteriores a la finalización del contrato, en el caso de un trabajador permanente; . 90 días durante los 12 meses anteriores a la finalización del contrato, en el caso de un trabajador contratado a través de empresas de servicios eventuales;

. mínimo 12 meses en los últimos 3 años anteriores al cese o acreditar 90 días de los últimos 12 meses anteriores a la finalización del contrato, en el caso del trabajador de temporada.

Dejá tu comentario