5 de marzo 2023 - 22:00

Avanzan la refinanciación de la deuda en pesos y la reformulación de las metas de reservas con el FMI

En ambos casos se espera formular anuncios en los próximos días, según señalaron a Ámbito fuentes de la cartera que conduce Sergio Massa.

Pesos dolares.jpg
La data mix

La conducción económica se encuentra avanzando en dos cuestiones clave para la macroeconomía de corto plazo: la renegociación de los bonos de la deuda en pesos y la reformulación de la meta de reservas en el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional. En ambos casos se espera formular anuncios en los próximos días, según señalaron a Ámbito fuentes de la cartera que conduce Sergio Massa.

El Ministerio de Economía está manteniendo conversaciones con los bancos privados para renegociar la deuda en pesos. Se trata de un tema central para la estabilidad financiera toda vez que el 80% de los pasivos -que suman unos $ 16 billones – vence con anterioridad a las elecciones de octubre venidero.

Precisamente, la intención del Palacio de Hacienda es despejar los vencimientos para los próximos meses refinanciando los pasivos para después de las elecciones descomprimiendo de esta forma las presiones sobre el dólar. El gobierno ofrecería un menú de tres bonos ajustados por CER y Duales para los vencimientos de marzo a junio. La propuesta oficial contempla postergar los vencimientos a agosto y octubre de 2024 y marzo 2025. A cambio, los bancos estarían pidiendo para participar en el canje, un put ejecutable a una tasa 50 puntos básicos por encima de la rueda previa, según información que ha circulado en el mercado.

Justamente este lunes al mediodía los principales representantes de la banca y de las compañías de seguros mantendrán un encuentro con el Secretario de Finanzas, Setti con la intención de concluir el acuerdo que, según esperan en el Ministerio de Economìa, permitirá despejar los vencimientos de deuda en pesos que se acumulan en los próximos meses.

Reservas

Paralelamente, el equipo económico enfrenta una situación compleja en materia de reservas. Cálculos privados ubican en unos USD 3.000 millones de dólares las reservas netas en poder del Banco Central. Impactado por la sequía, el sector agropecuario -la principal fuente de dólares - redujo sus exportaciones en lo que va del año. En febrero pasado este sector liquidó solo USD 700 millones, 70% menos que los ingresos de igual mes de 2022.

Caída

En los primeros dos meses del año, las reservas internacionales netas disminuyeron USD 3.300millones, según los cálculos de la consultora pxq. En enero el principal motivo de caída de las reservas fue el pago de intereses a los acreedores privados, mientras que el mes pasado la venta neta de divisas al sector privado generó salida por casi USD 900 millones.

Para cumplir la meta de reservas internacionales netas acordada para el primer trimestre del año, el BCRA debería acumular USD 3.700millones netos durante el mes en curso, sostiene la consultora que dirige Emanuel Álvarez Agis.

Para ponderar la dificultad que supone alcanzar este objetivo, el informe recuerda que el marzo de mejor resultado para el BCRA en el mercado cambiario fue en ese mes de 2007, cuando se compró de forma neta USD 1.627millones, menos de la mitad de lo que se necesita ahora para cumplir la meta.

La propuesta que llevan los negociadores argentinos ante el FMI es que las metas trimestrales de reservas no sean fijas, sino variables en función de aspectos que inciden en el saldo exportable del país.

Así, apuntan a que se contemple la evolución de la cosecha de soja y maíz de segunda – aquí habrá que determinar el impacto de la sequía- como así también la nueva restricción derivada de la suspensión de las exportaciones de pollo por la gripe aviar (unos USD 330 millones).

Noticias provenientes de Washington señalan que en las últimas semanas se produjeron discusiones entre el FMI y la Argentina por algunas medidas adoptadas por el gobierno.

Sostienen que el organismo que conduce Kristalina Georgieva cuestionó el uso de reserva para la compra de bonos como así también la demora en los ajustes tarifarios. A esto se sumó la reciente aprobación de la moratoria previsional, una medida que expresamente el Fondo había pedido que se evitara. De acuerdo con los cálculos de la Oficina de Presupuesto del Congreso, en el primer año de la medida implicará un gasto adicional de 0,27% del PIB (contra 1,9% de déficit primario comprometido).

También generó inquietud el aumento del déficit fiscal en enero, pero los últimos datos muestran que la conducción Massa cuenta a favor con un nuevo recorte en las erogaciones durante el mes pasado. En la cuarta semana de febrero, el gasto primario real cayó 35,1% respecto de igual semana de enero, y 11,3% de un año atrás, de acuerdo con el monitoreo que realiza la consultora Analytica.

Clipboard01.jpg

Dejá tu comentario

Te puede interesar