Christine Lagarde recortó previsión de crecimiento para Europa en 2022 y no descartó suba de tasas

Economía

Christine Lagarde, la Presidenta del Banco Central Europeo (BCE) se expresó luego de que la Reserva Federal de EEUU anunciara la aceleración de la retirada de estímulos y la suba de tasas en tres veces para 2022. Afirmó que el escenario es complejo pero con la expectativa de que se mejore para el año siguiente.

Christine Lagarde, la Presidenta del Banco Central Europeo (BCE) se expresó luego de que la Reserva Federal de EEUU anunciara la aceleración de la retirada de estímulos y la suba de tasas en tres veces para 2022. En un marco complejo, Lagarde advirtió que prevé una inflación por encima del 2% para el año siguiente y bajó la previsión de crecimiento para 2022 al 4,2% y la elevó para 2023.

La Presidenta auguró un panorama más difícil luego del anuncio de la retirada de ayudas: "El crecimiento se está moderando, pero esperamos que la actividad se recupere con fuerza en el transcurso del próximo año", expresó.

"Es última ola pandémica y la variante ómicron han llevado a algunos países a volver a introducir restricciones más estrictas, los precios de la energía han subido significativamente y en algunas industrias, hay escasez de materiales, equipos y mano de obra", este escenario obligó a repensar las metas para el próximo año.

“La pandemia ha demostrado que, en condiciones de tensión, la flexibilidad en el diseño y la realización de las compras de activos ha ayudado a contrarrestar la transmisión deficiente de la política monetaria y ha hecho más eficaces los esfuerzos para lograr el objetivo del Consejo de Gobierno. Dentro de nuestro mandato, en condiciones de tensión, la flexibilidad seguirá siendo un elemento de la política monetaria siempre que las amenazas a la transmisión de la política monetaria pongan en peligro el logro de la estabilidad de precios”, reza también el comunicado.

Asimismo, la presidenta del BCE afirmó que “el Consejo de Gobierno también tiene la intención de continuar reinvirtiendo, en su totalidad, los pagos de principal de los valores con vencimiento adquiridos en el marco de la APP durante un período prolongado de tiempo después de la fecha en que comience a subir los tipos de interés clave del BCE y, en cualquier caso, durante el tiempo que sea necesario. necesario para mantener condiciones favorables de liquidez y un amplio grado de acomodación monetaria”.

Dejá tu comentario