Suben 10% los precios para biodiésel y bioetanol que se mezclan con combustibles

Economía

El precio del biodiésel para su mezcla obligatoria con gasoil llegó $48.533 por tonelada. El bioetanol elaborado a partir de caña de azúcar y de maíz se pagarán desde ahora $32,789 por litro.

El Ministerio de Economía fijó los nuevos valores de adquisición del biodiésel y el bioetanol para su mezcla con los combustibles, a través de las resoluciones 4/2020 y 5/2020 de la Secretaría de Energía publicadas hoy en el Boletín Oficial.

La primera de ellas fijó el precio del biodiésel para su mezcla obligatoria con gasoil en $48.533 por tonelada, para las ventas realizadas desde mañana, lo que representa un aumento del 10% respecto de la última actualización realizada en diciembre del año pasado, cuando se fijó en $44.121.

La segunda disposición estableció en $32,789 por litro el precio de adquisición del bioetanol elaborado a partir de caña de azúcar, y el mismo valor para el producido a partir de maíz, ambos para su mezcla obligatoria con nafta. Estos valores representan un aumento de 10% en ambos casos, en comparación con los precios que regían hasta ahora de $29,808, establecidos en diciembre del año pasado, y cuentan para las ventas realizadas a partir de mañana.

Economía también determinó que el plazo de pago tanto para el bioetanol como para el biodiesel no podrá exceder, en ningún caso, los 30 días corridos a contar desde la fecha de la factura correspondiente.

Si bien estos incremento pueden tener un impacto en los precios de los combustibles, los productores estiman que son apenas unos pocos centavos. Lo que sí realmente tendría un impacto en los surtidores es la entrada en vigencia de los postergados impuestos al despacho de líquidos y al Dióxido de Carbono, que fueron prorrogados hasta el viernes 16 de octubre próximo.

Si el Gobierno no hubiese tomado la decisión a través del Decreto 783/2020, y se hubieran trasladado en su totalidad los aumentos de impuestos a principios de octubre, el precio en surtidor debería haberse incrementado un 3,2% para las naftas y hasta 2,3% en el caso del gasoil, ya que de acuerdo al Índice de Precios al Consumidor (IPC) del INDEC publicado durante el primer trimestre, la inflación acumulada fue del 7,6% y la del segundo trimestre 5,2%, totalizando 12,8% de aumento pendiente acumulado.

En agosto y septiembre pasado, luego de más de nueve meses de congelamiento de precios, las petroleras aplicaron una suba promedio de 4,5% y 3,5% respectivamente, en todo el país.

Darío Martínez destacó el ajuste en los biocombustibles

Al respecto, el Secretario de Energía, Darío Martínez, expresó que “venimos de 4 años de una gestión que dejó graves secuelas, potenciadas por una pandemia que ni el más pesimista hubiera imaginado. Por eso, con mucho esfuerzo, hoy estamos empezando a reparar la delicada situación del sector de los biocombustibles, con una actualización del precio que marca el rumbo que queremos dar y comenzar a armonizar la actividad”.

“Es muy importante para las economías regionales que la actividad de los biocombustibles se pueda poner en marcha, para reactivar la producción y el trabajo del motor económico de varias regiones del país. Esta actualización, que será del 10%, es el punto de partida del trabajo conjunto que encaramos junto al Presidente Alberto Fernández y el ministro Martín Guzmán con los representantes de los productores de biocombustibles para generar políticas que le den señales a un sector que viene muy castigado”, expresó el titular de la cartera energética.

Martínez agregó que “estuvimos trabajando con los representantes de los productores de biocombustibles porque tenemos muchos temas por resolver. El precio es uno, sobre el cual hoy damos una señal y seguiremos trabajando, pero también hay otras problemáticas tanto del sector como de cada región productora que requieren soluciones federales. Así como nuestro horizonte está puesto en una Argentina que comience a producir, en momentos difíciles todos hacemos un esfuerzo”.

La Ley 26.093 dispuso el Régimen de Promoción para la Producción y Uso Sustentables de Biocombustibles, y la Ley 26.334 aprobó el Régimen de Promoción de la Producción de Bioetanol con el objeto de impulsar la conformación de cadenas de valor entre los productores de caña de azúcar y los ingenios azucareros, y elaborar bioetanol para satisfacer las necesidades de abastecimiento del país.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario