Bonos ganan hasta 3%, pero sigue la cautela

Economía

Fue una rueda inconclusa, donde el humor cambió después del discurso presidencial. Pero como los grandes operadores se fueron del mercado, no hubo negocios sobre el final de la jornada que confirmen con menores precios el mal humor que ganó a los inversores.

Los bonos cerraron en alza porque aparecieron órdenes de compra por el mejor clima después de que se anunciara que las retenciones se tratarían en el Congreso.

De todas maneras, el impulso alcista se agotaba rápido porque no había fluidez en las órdenes de compra, salvo cuando aparecía el Banco Central y entonaba alguno de los bonos.

Uno de los títulos elegidos por la autoridad monetaria fue el Discount en pesos, aunque esta vez la intervención fue más moderada que en las ruedas anteriores. El bono abrió con mucha fuerza y comenzó el día 2,80% arriba, producto de una gran orden de compra. Cuando la orden se consumió, el bono comenzó a retroceder y terminó la rueda con un alza de 1,45%.

Los cupones PBI en pesos también contaron con la invalorable ayuda de la entidad que preside Martín Redrado. Pero el mercado por ahora no quiere a este activo, porque piensa que el ritmo de crecimiento de la Argentina se va a ver afectado en el futuro. De esta manera, por tercera rueda consecutiva, el derivado quedó sin cambio en los precios. El Central compró alrededor de $ 70 millones de estos cupones, un volumen desproporcionado en relación con lo que mueve habitualmente. Así y todo no logró que suba.

Otro bono elegido por el Central fue el BOGAR 2018. Este título de las provincias pasó a estar entre los preferidos desde el martes, porque los operadores de la mesa de dinero de la entidad oficial, con buen criterio, lo vieron desarbitrado y con una excelente relación entre renta y «duration». Con fuertes compras lograron que suba 2,70%. En dos días mejoraron su precio en 4,50%. Con el BOCON PRO12, sucedió algo similar y subió nada menos que 3,30%.

Los bonos que operaron sin ayuda oficial tuvieron comportamientos dispares: el BOCON PRE8 subió 0,20% y el PRO9, 2,60%.

En tanto, el mercado cambiario estuvo muy reducido porque faltaron operadores a raíz del acto presidencial. Las compras del público cayeron a la mitad y en el Forex-MAE, los bancos recibieron menos órdenes de sus clientes. Este mercado que opera siempre más de u$s 400 millones y de manera habitual llega a negociar más de u$s 600 millones, ayer movió apenas u$s 254 millones. El MEC, donde operan los corredores de cambio, movió la mitad del día anterior.

No le resultó difícil al Central, entonces, hacer bajar el dólar sin tener que vender al contado. La divisa cerró en el Forex-MAE a $ 3,035, pero en las casas de cambio retrocedió a $ 3,06.

De nuevo la autoridad monetaria fue vendedora de futuro y llegó a bajar el dólar a fin de mes en el OCT-MAE a $ 3,025 (0,17%). Para fin de año la divisa cotiza a $ 3,1150 (-0,16%).

Dejá tu comentario