Boom en mercados: los cupones suben otro 4,5%

Economía

«Parece temporada alta en Buenos Aires, como si nadie se hubiera ido de vacaciones», señaló un operador al final del día más intenso de los últimos tiempos. Habían entrado a la Argentina más de u$s 150 millones desde el exterior para comprar bonos. El monto total de operaciones entre el Mercado Abierto Electrónico (MAE) y la Bolsa de Comercio sumó $ 2.450 millones.

No se recuerda una primera semana de enero de tanta euforia, donde todos los bonos en pesos alcanzaron sus máximos históricos. Si bien no cerraron en el máximo del día, soportaron muy bien la toma de ganancias del final y quedaron muy cerca de los récords.

Enero, hasta esta primera semana de 2007, era un mes tranquilo porque los operadores cerraban los números, compraban dólares para cubrirse, cobraban el «bonus» por lo que hicieron ganar y se iban a veranear.

Los inversores en dólares más conservadores compraron Nobac, algunas Lebac largas y, si tenían suerte porque nadie quiere venderlas, Lebac indexadas. Estos bonos les aseguran una tasa de 1% mensual y, como el dólar está en baja, es un excelente negocio cuando se invierten grandes cantidades. Había también fondos de inversión buscando estos títulos que licita el Banco Central (BCRA) todos los martes.

Este círculo de ingreso de dólares para comprar bonos del BCRA, hace trabajar horas extras a Martín Redrado, titular de la entidad, porque debe comprar cada vez más dólares y luego emitir más Nobac y Lebac para esterilizar los pesos que liberó al intervenir en el mercado cambiario. Viendo el interés que hay por los títulos de deuda del BCRA, Redrado está por lanzar los Nobac a 3 años. Estos bonos se ajustan por la tasa BADLAR que es el promedio que pagan los bancos privados por depósitos a plazo de más de $ 1 millón a 30 días. Los Nobac a 1 año ya no le interesan a los inversores porque la sobretasa sobre BADLAR que paga el Central en las licitaciones bajó mucho. Los títulos más pedidos son a dos años de plazo y en poco tiempo van a ser acompañados por los nuevos Nobac a tres años que, van a concentrar las mayores ofertas en cada licitación.

Otro síntoma de que están llegando cifras importantes del exterior fue lo que sucedió con el BOGAR 2018, el bono de las provincias. Por el equilibrio entre la «duration» (plazo del bono) y la renta, es considerado el bono promedio del mercado. Por eso los inversores cuando entran a la Argentina van a este bono. Al BOGAR la semana pasada la agencia Fitch le subió la calificación desde «A» a «AA». El efecto calificación se vio en los $ 570 millones que negoció el BOGAR-en el MAE a los que hay que sumarle u$s 36 millones de inversores externos. Los precios del BOGAR subieron 1,22% y llegaron a estar más de 2% arriba a una hora del final.

Otro bono muy buscado fue el BOCON PRO12 que venía de ruedas tranquilas donde acumulaba día a día muy leves bajas. Ayer se despertó porque su renta es muy atractiva y subió 2%. El resto de los títulos posdefault en pesos, subió 1% promedio.

En el segmento de los bonos del canje de la deuda, el Discount en pesos comenzó con una fuerza arrolladora. En pocas horas subió 3% y luego tuvo una toma de ganancias que recortó la suba a 1%. El Par en pesos, en cambio, terminó el día 2,10% arriba. En Nueva York las emisiones en dólares del Discount subieron 3,6% y si no llegó más arriba fue porque las noticias de Ecuador entibiaron -no enfriaronlos ánimos. En febrero Ecuador debe pagar u$s 135 millones del Global 2030, pero el presidente electo Rafael Correa no aseguró que se vaya a cumplir porque primero quieren ver conque dinero cuentan para el pago de la deuda, una forma de amenazar con restructuración. De todas maneras, para compensar las dudas de Ecuador, estuvieron los papeles de Turquía que subieron 2% para darle más vida a este festival de bonos emergentes.

Los cupones PBI, que van adosados a los bonos del canje de la deuda y se negocian por separado, estuvieron en su elemento. En un día de euforia son los que llevan la mejor parte. Ayer estos derivados en sus versiones en pesos y en dólares, subieron 4,5%.

  • Contrapartida

    Tanta euforia en bonos tuvo su contrapartida en el mercado cambiario donde el Banco Central compró casi u$s 70 millones para evitar que el precio de la divisa baje. Las reservas se elevaron a u$s 32.202 millones. Un logro tuvo la mesa del Banco Central: no pudo hacer que el dólar suba, pero evitó que baje por primera vez en varias ruedas. La divisa terminó en el MAEForex a $ 3,056 y para hoy está compradora porque la oferta es de sólo u$s 8 millones y hay compradores por u$s 25 millones. En las casas de cambio siguió a $ 3,08 para la venta.

    Que el dólar haya quedado comprador, no significa tanto porque si hoy vienen más dólares del exterior para prolongar el festival de bonos, la divisa seguirá tan débil como ayer.
  • Dejá tu comentario